Casi muere por algo que la mayoría hacemos en casa sin preocuparnos del riesgo que conlleva

Patrocinados
 

No era la primera vez que le pasaba. Hace tres años, Dini Rasul sufrió un grave accidente que por poco no le cuesta la vida. Después de teñirse el pelo de rojo, el rostro de la joven comenzó a hincharse como una pelota Nivea hasta quedar irreconocible, y tuvo que acudir a urgencias ya que no podía hablar y casi ni respirar. 

Pero el ser humano es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra (y cinco, y seis…) y tres años después Dini ya se había olvidado del buen rato que pasó en el hospital con un tubo metido en la boca y decidió teñirse el cabello otra vez. Y claro, otra vez reacción alérgica que casi le cuesta la vida. ¡Qué sorpresa!

Patrocinados

Los médicos le confirmaron que era alérgica a la parafenilendiamina (PPD), un producto que forma parte del tinte para el cabello, y desde entonces la joven ha decidido hacerle la guerra a los fabricantes de este tipo de productos tan nocivos, y quiere que se prohiban en el Reino Unido.

Patrocinados

Patrocinados

Uso de cookies

Seguro que sabes que tenemos que molestarte porque nos obligan a avisarte de que usamos cookies. Esta es la política de cookies, pincha el enlace para más información.Si continúas navegando entendemos que aceptas dicha política.

ACEPTAR
Aviso de cookies