El bochornoso plantón de ‘First Dates’ que más pena nos ha dado…

Patrocinados
 

En First Dates últimamente no dejan de superarse: en las últimas semanas hemos conocido a un padre que ha roto todos los esquemas del programa —y que ha sido aplaudido en las redes sociales—… o un pretendiente que fue al programa porque quería salir de la friendzone… y acabó haciéndole ESTO a su pretendienta.

Pero el programa sigue sorprendiendo… lo normal cuando se trata de un programa con esa audiencia y con ese seguimiento en las redes sociales. Y gran parte del éxito se debe al equipo del programa, empezando por el presentador, Carlos Sobera, los ya míticos camareros… e incluso su voz en offpero también por supuesto a los pretendientes, que nunca dejarán de sorprendernos.

Patrocinados

Pero no todas las sorpresas son agradables para los pretendientes que visitan el plató-restaurante: hay que andarse con cuidado en cuestiones del amor, porque puede que la persona que tenemos delante tenga de todo menos empatía.

Patrocinados

Algo que debería aprender Patricia, una chica de 38 que sueña con encontrar a un hombre especial… y poca gente más especial que Sadurní. El problema es que aunque a sus 38 años seguro que tiene una dilatada experiencia en la vida, Sadurní se ha encontrado con una situación que no ha sabido manejar.

Algo por otro lado totalmente comprensible viendo las innumerables faltas de respeto que Patricia ha tenido con él desde prácticamente el comienzo de la cita…

Con ese percal, acabó pasando lo que tenía que pasar: después de llamar incluso “cuerpo anchoa” a Sadurní, Patricia se ha visto compuesta y sin segunda cita.

Lo cierto es que ninguno de los dos ha estado en su mejor momento. A Sadurní se olvidó el nombre de Patricia, y ella aprovechó para confesar que también el de él. El nombre de él no es tan común, y ella tuvo problemas para recordarlo durante toda la cita. Para evitar volver a quedarse en blanco, Patricia ha utilizado una regla nemotécnica no muy bien sonante: “me ha sonado a sadomasoquismo“.

Él ha recibido una llamada después de la cual ha preferido ni entrar a la decisión final. “No quiere ni seguir conociéndote ni saber nada más de ti“, ¡casi nada! Una huída en toda regla, que por muy mal que vaya la cita, en nuestra opinión es algo que dice muy poco en tu favor.

Por otro lado, está claro que el bueno de Sadurní merecía algo mejor y estamos deseando que pueda encontrar realmente el amor en una próxima nueva cita.

En las redes lo tenían claro:

 

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Por cierto, para citas surrealistas: este pretendiente de First Dates enseñó el peor tatuaje del año… ¡en el peor sitio posible!

Vía Elegí mal día.

Patrocinados

Uso de cookies

Seguro que sabes que tenemos que molestarte porque nos obligan a avisarte de que usamos cookies. Esta es la política de cookies, pincha el enlace para más información.Si continúas navegando entendemos que aceptas dicha política.

ACEPTAR
Aviso de cookies