El negocio por el que Kiko Matamoros ha dejado ‘Sálvame’ va a enfadar a muchos taxistas

Patrocinados
 

La salida definitiva de Kiko Matamoros de Sálvame ha caído como un jarro de agua fría entre sus seguidores, y algunos de los rostros más importantes de Telecinco: por ejemplo, una de las más afectadas por su marcha ha sido María Patiño, que no pudo contener la emoción en el adiós oficial que tuvo lugar este sábado, 7 de octubre, en el plató del Deluxe.

Se venía especulando desde hacía unos días con su salida del formato de Mediaset. Pero parece que una dura discusión con Mila Ximénez, así como la filtración del embarazo de su hija, Laura Matamoros, fueron la gota que colmó el vaso e hicieron que se despidiera de la que ha sido su casa desde nueve años.

Patrocinados

Estoy agotado. No tengo ilusión por venir a trabajar y eso es una puerta abierta a la infelicidad” anunció el colaborador, que se explicó ante la incertidumbre de sus compañeros:

“Todo lo que ha pasado en los últimos tiempos: los enfrentamientos con mis hijos, la historia que pasó con mi mujer… Al cabo de un año y pico lo empiezas a notar y todo eso me ha marcado mucho. Me produce rechazo lo que hago.”

Los enfrentamientos continuos con los compañeros también ayuda, pero no responsabilizo a nadie, la decisión la he tomado yo“, dijo. Aseguró que Makoke, una de las mayores causas de la división con sus compañeros, habría apoyado la idea de continuar:

“Incluso Makoke me preguntó si estaba seguro de lo que iba a hacer y le dije que sí.”

Patrocinados

Aunque muchos de sus compañeros no creían que este fuera abandonar de manera definitiva porque económicamente no se lo podía permitir, Matamoros ha sido tajante:

“Me han ofrecido más dinero por quedarme. Económicamente es más rentable estar aquí, pero es una situación acomodaticia absurda. Llevo trabajando desde los 19 años.”

Pues bien, el periodista Jimmy Giménez Arnau ha revelado que el ya ex colaborador de Sálvame ha empezado a probar suerte como empresario en el mundo de los llamados popularmente “taxi cucaracha“: el colaborador televisivo quiere comprar licencias de conductor, y revenderlas por un precio muy superior al original.

Según Giménez Arnau, Kiko Matamoros habría adquirido ya tres licencias de conductor en Madrid por 33 euros, y podría venderlas por 50.000 euros… un negocio redondo para el que “hay que tener a alguien dentro“.

También afirma que el “chollo” podría durarle poco al marido de Makoke, ya que el Ayuntamiento de Madrid estaría trabajando en una norma antiespeculación para controlar este mercado de licencias de vehículos con conductor, y que impediría que quien adquiera una licencia de VTC pueda venderla o alquilarla en un plazo de dos años.

Lo cierto es que Matamoros no atraviesa una situación económica holgada y necesita todos los ingresos posibles: tiene una deuda con Hacienda conocida por todos, nada más y nada menos que 1.000.479,68 euros que el propio erario público en la lista de morosos del año pasado.

Por ese motivo, el tertuliano ve cómo el fisco le embargaba cada mes el 80% de su salario. Según ha confesado él mismo, no tiene nada a su nombre.

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Patrocinados

Uso de cookies

Seguro que sabes que tenemos que molestarte porque nos obligan a avisarte de que usamos cookies. Esta es la política de cookies, pincha el enlace para más información.Si continúas navegando entendemos que aceptas dicha política.

ACEPTAR
Aviso de cookies