Web
Analytics

14 italianos intentan hacer un “sinpa” masivo pero la Policía de Navarra se marca la venganza perfecta

Los cafres no descansan ni en las fiestas de San Fermín. En esta ocasión no son cafres autóctonos, sino que nos hemos traído a lo mejorcito de otros países para que puedan estafar a los negocios pamploneses, que en estas fechas intentan salvar la temporada con jornadas de 20 horas de trabajo. Pero qué más le dará esto a los cafres de turno, ¿verdad?

Catorce ciudadanos italianos se sentaron en un restaurante del barrio del ensanche, y tras pedir –y consumir, por supuesto– catorce menús a 40 euros cada uno y 15 chupitos de licor, de 2,80 euros cada uno, quisieron irse sin pasar antes por caja y abonar la abultada cuenta, lo que ahora los jóvenes llaman “hacer un sinpa”. 

Pero estos cafres, suponemos que no muy ágiles por el efecto del alcohol en el cuerpo, fueron retenidos por los camareros del establecimiento hasta la llegada de la Policía Foral de Navarra, a la que habían llamado previamente. Los agentes les hicieron pagar la cuenta, unos 620 euros, más una propina del 10% por las molestias causadas a empleados y clientes del negocio. La venganza es un plato que se sirve frío y que tiene propina.

A ver si con este escarmiento el resto de sinvergüenzas, tanto nacionales como extranjeros, toman buena nota y respetan el duro trabajo que realizan restaurantes y bares en estos días de fiesta en Pamplona.