Web
Analytics

18 creaciones hechas por padres sobrados de talento y corazón

Nuestros papis son sin duda los héroes que siempre están y han estado ahí, a quienes idolatramos y quienes nos han marcado el camino. Hoy es el turno de los super papis que además son manitas, esos padres amantes del bricolaje, la carpintería y el diseño, esos capaces de arreglarlo todo, los habilidosos de la familia. A ellos les dedicaremos la recopilación de hoy.

Aquí tenéis creaciones de padres que hicieron muy felices a sus hijos con estos maravillosos diseños hechos a la carta.

1. “Mi padre hizo esta maravilla con alambres de aparatos viejos”

2. “Construí esta cuna para mi hijo. Sin duda es el mueble más emotivo que he hecho nunca”

3. “Le pidieron a mi papá que hiciera un arenero para un niño al que le gustan los piratas”

4. “Cumplí 15 años y mi padre me hizo esta tarta”

5. “Le hice a mi hija una casa de juegos de dos plantas y aún no puede creerselo”

6. “Mi padre le hizo a mi hijo los muñequitos del juego Minecraft, de los que es un apasionado”

7. “Hice este skate para mi hijo. Es la primera vez y le encanta”

8. “Nuestro hijito peludo tiene nueva casa hecha por mi marido, está encantado”

9. “Construí una caja para guardar juguetes para el primer cumpleaños de mi hijo”

10. “Mi marido le hizo esta maravilla a nuestro peque de cuatro años”

11. “Marcadores de páginas hechos por mi padre”

12. “Proyecto de novato: una mesa para legos para mi hijo. La hice usando madera que me sobró de otras creaciones”

13. “Cómoda/cambiador para la habitación de mi hijo, ¡que está a punto de nacer! Nunca había hecho algo así de bien y con tanto amor”

14. “Mi padre me construyó estas dos cajas de madera para mi estación de café. ¡Me encanta cómo le quedaron!”

15. “Mi padre nos las hizo para halloween hace años”

16. “Librería en forma de nave espacial que construí para mi hijo. Está alucinado con las luces”

17. “Mi padre construye modelos a escala de barcos de los siglos XVIII y XIX. Son auténticas obras de arte hechas al detalle”

18. «Mi hijo no puede estar más feliz con su cama de excavadora”