Web
Analytics

18 madres imperturbables que superaron con éxito todos los altibajos de la maternidad

Para ser madre, hace falta fuerza, resiliencia, y una paciencia a prueba de balas. Por ese motivo, muchos terminan agotados, e incluso con una constante sensación de tensión nerviosa. Los que son capaces de tomárselo con un poco de sentido del humor e ironía, consiguen lidiar con el asunto de una forma más efectiva.

Atento a estas madres que compartieron en las redes sociales algunos momentos de su día a día, demostrando que la vida es mucho mejor cuando está condimentada con un poco de sarcasmo.

1.

2.

3.

4.

5.

6.

7.

8.

9.

10.

11.

12.

13.

14.

15.

16.

17.

18.

De regalo, algunos niños que claramente tuvieron suerte con sus madres:

1.

Estábamos sentadas con mi madre, cansadas, en la cafetería de un aeropuerto. Había una señora con un niño en la mesa de al lado, y el pequeño no comía nada. Ella le trajo un pastel y dijo: “¿Y el pastel? ¿Quién se lo comerá?”. Y mi mamá: “Bueno, ¡yo puedo!”. El niño se comió ese pastel muy rápidamente.

2.

Mi madre se casó por segunda vez cuando tenía 45 años con un entrenador físico. Viven juntos desde hace 2 años en un departamento propio. Hoy, mi madre me envió un mensaje de texto a las 12 de la noche: “Es duro tener un marido entrenador, tienes que comer helado en el baño, que es exactamente lo que estoy haciendo ahora”.

3.

Mi mamá juega a un juego desde mi cuenta en una página social. Una vez, cambié allí mi foto de perfil y una amiga me preguntó qué era ese diálogo que puse debajo de ella. Resulta que fue mi madre, quien decidió escribirme un cumplido. Debajo de mi foto. En mi nombre. Y luego responderme por mí. Y resultó el siguiente diálogo: “¡Eres tan hermosa!”, “¡Gracias!”, “¡De nada, te quiero mucho!”. Y todo esto desde mi cuenta, en mi cuenta. Algunos amigos estaban bastante confundidos.

Y tú, ¿tienes alguna anécdota digna de estar en esta recopilación?