Web
Analytics

18 repartidores que tenían que esconder un paquete, e hicieron su mejor esfuerzo

A día de hoy, no conocemos a nadie que no haya comprado online alguna vez. Estamos tan acostumbrados, que muchas veces hacemos pedidos a pesar de que no vamos a estar en casa para recibirlos. Siempre nos queda dejarle instrucciones al repartidor para que lo oculte.

¿Qué podría salir mal? El problema es que, ocasionalmente, los trabajadores de las empresas de reparto tienen muchos pedidos y no tienen tiempo para planear bien el escondite. El resultado, puede ser sorprendente… o indignante, dependiendo de tu punto de vista. ¡A ver qué te parece la siguiente recopilación!

“¡Gracias, Amazon, por esconder mi paquete! Quedó completamente oculto, un trabajo muy bien hecho”

“Vivo en una esquina muy transitada. La empresa de transporte movió mi bote de basura y lo usó para ocultar mi entrega”

“Si no encaja, hazlo encajar”

“El repartidor fue un buen chico. Escondió los paquetes como un buen hermano”

Además de haber quedado oculto, los duendes vigilan todo

Ni el comprador habrá podido encontrarlo…

“Amazon trató de ocultar mi paquete de eventuales ladrones, y el gato callejero al que alimento ayudó”

“Valoren mi intento de ocultar el paquete. Hice lo mejor que pude con lo que tenía”

“El repartidor estuvo muy cuidadoso. Nadie pensó en mirar debajo de la roca”

“Las instrucciones del felpudo”

“Por favor, oculta los paquetes a mi esposo”.

Hasta le sobró algo de espacio allí arriba…

“Por suerte lo escondieron debajo de nuestro felpudo”

“Dejé una nota para que ocultaran el paquete (es un teclado) detrás de la pala. Esta fue la foto de entrega que me enviaron”

Un esfuerzo a medias

“Instrucciones: esconda el paquete debajo de la alfombra”

“Amazon dejó mi paquete en un ’lugar seguro’. ¿No podría haber caminado un poco más para ponerlo cerca de la puerta o sobre la puerta? Gracias, Amazon”

“Bien escondido, repartidor, bien escondido…”

“En el costado, debajo de la tapa del bote de basura”.

A nadie le llamaría la atención una silla delante de una puerta… que molesta a la hora de pasar… o de abrirla…

Y tú, ¿has tenido experiencias similares con pedidos que hiciste online?