Web
Analytics

19 personas cuentan los mitos completamente falsos sobre sus países que están hartos de oir

La ficción es una forma estupenda de tener un primer contacto con otras culturas, pero no necesariamente la más fiel a la realidad. Solo hay que pensar cómo ven a los españoles, o a los mexicanos, en las películas norteamericanas.

Por ese motivo, es muy posible que tengamos una serie de ideas preconcebidas y completamente erróneas sobre ciertos países. Cuando en Reddit alguien preguntó “¿Cuál es el mito sobre tu país que es 100% falso, pero la gente sigue creyéndose?“, gente de todo el mundo aprovechó para mencionar los clichés sobre sus hogares que están hartos de tener que explicar.

Lo mejor de todo, es que lo hicieron sin perder el sentido del humor. El hilo completo no tiene desperdicio, y estamos seguros de que, además de aprender, te sacará una sonrisa.

1.

Rumanía. Mucha gente cree que tenemos vampiros, pero llego 700 años viviendo aquí, y no he visto ninguno.
Le he preguntado a mis compañeros de castillo, y ellos tampoco han visto ninguno, y eso que llevan más tiempo viviendo aquí que yo. Fuente.

2.

Que Finlandia no existe. Fuente.
Unos desarrolladores mostraron una vez un videojuego de estrategia en el que los nombres de los países se generaban a la vez que se creaban o conquistaban los territorios. A los finlandeses no les hizo ninguna gracia que Finlandia recibiera el nombre de “la Suecia Rusa”. Fuente.

3.

No todos los italianos somos mafiosos bajitos, morenos y gordos, con camisetas sin mangas llenas de manchas de vino. Lo de que hablamos muy alto sí es verdad. Fuente.

4.

Soy norteamericano, pero viví una temporada en Egipto. Es increíble la cantidad de gente adulta que me ha preguntado si vivía dentro de una pirámide… Fuente.

5.

Que los keniatas son muy buenos corriendo grandes distancias, viven en chozas, no hablan inglés, y tienen animales salvajes como mascotas. Ugh.
Esta es la realidad: los corredores de grandes distancias vienen principalmente de un grupo étnico llamado los kalenjin, que representan aproximadamente el 15% de la población. Kenia es un país en vías de desarrollo con mucha pobreza, pero hay mucha arquitectura moderna. El país tiene un 18 sobre 100 en el Índice Mundial del Nivel de Inglés. Y, por último: puedes pedir un permiso especial, que raramente se concede, para tener un ocelote, pero tener animales salvajes es muy poco habitual. Y tienes que pasar revisiones periódicas para demostrar que el ocelote está siendo mantenido en condiciones apropiadas. Fuente.

6.

La gente generalmente asume que si eres de Bélgica, hablas francés. Aunque una gran parte del país es francófona, la mayoría de la población es flamenca y habla holandés.
Le echo la culpa a 3 factores principalmente: Que la gente generalmente visita Bruselas, que es una ciudad bilingüe pero con mayoría francófona. Que los Americanos durante la Segunda Guerra Mundial estuvieron estacionados en la parte francesa. Y Hercule Poirot. Fuente.

7.

Grecia no tiene únicamente playas e islas. También tenemos lugares hermosos para pasar el invierno. Muchas montañas y sitios atractivos en el interior. Cada esquina tiene algo interesante. Fuente.

8.

Que siempre hace calor en Australia. No es cierto. Fuente.

9.

Mucha gente confunde países Europeos completamente diferentes. Por Suiza, mucha gente piensa que eres Sueco. Imagino que pasa lo mismo con Bélgica y Bielorrusia, Eslovaquia y Eslovenia… Fuente.

10.

Que los irlandeses somos los mayores bebedores del mundo. Es completamente falso y malicioso, ya que solo somos los segundos mayores bebedores del mundo, y esperamos alcanzar el primer lugar el año que viene. Fuente.

11.

Que todos los alemanes tenemos algún conocimiento secreto sobre la Segunda Guerra Mundial que queremos compartir. Siempre me fascinó cuando viví en Londres, especialmente los ingleses mayores de 40 años me preguntaban si tenía alguna experiencia relacionada con la Guerra… Ten en cuenta que ni siquiera mis padres habían nacido por entonces. Lo cierto es que sabemos lo mismo que cualquier otro, lo que aprendemos en las clases de Historia, etcétera. Fuente.

12.

Que en Canadá todos bebemos sirope de arce, hay alces por todas partes, y siempre estamos diciendo “lo siento”. Fuente.

13.

Que Brasil es una jungla tropical gigantesca en la que la gente habla español. Brasil tiene varias ciudades y diferentes entornos. São Paulo, por ejemplo, es una metropolis gigantesca con tantos habitantes como Nueva York y Los Ángeles juntas. En algunas zonas del sur del país llega a nevar.
Y éramos una colonia portuguesa, así que hablamos portugués. Fuente.

14.

Que las ovejas corren libres por nuestras autopistas (soy de Nueva Zelanda). Fuente.

15.

Soy francés. Estoy harto de escuchar que no nos duchamos. Sí lo hacemos, gente, ya no estamos en el siglo XVIII. También, que las mujeres francesas no se depilan. Algunas no lo hacen, pero tiene más que ver con sus elecciones que personales que con que las francesas en general lo hagan menos que en otras parte del mundo.
Lo de que comemos ranas y caracoles sí es cierto, por otro lado. Fuente.

16.

No es exactamente un mito, pero bastante gente piensa que Checoslovaquia todavía existe. Nos separamos en 1993… República Checa y Eslovaquia ahora son dos países diferentes. Fuente.

17.

Siempre que salgo de los Estados Unidos y hablo con alguien extranjero, dan por sentado que todos los norteamericanos seguimos la NBA. No puedo nombrar ni 3 jugadores en activo. Fuente.

18.

Islandia no fue bautizada así como parte de una conspiración para evitar que la gente quisiera ponerle las manos encima. El nombre viene del hecho de que los primeros pobladores llegaron durante el verano, y en cuanto llegó el verano y los icebergs empezaron a llenar los fiordos perdieron muchísimo ganado y personas. Era sobre todo una advertencia de que el lugar apestaba. Groenlandia, o “Tierra verde”, fue bautizada así para hacerla parecer más hospitalaria. Fuente.

19.

Soy Australiano. Me alegro de la pregunta. Todo el mundo piensa que es un país peligrosísimo, que cada vez que sales por la puerta aparecen arañas, osos, serpientes, gatos salvajes y perros dispuestos a arrancarte el corazón. Lo cierto es que, a no ser que seas tan tonto como para toquetear a las arañas o serpientes que te encuentres, estarás bien. Y esos animales no viven en el suburbio, necesitas ir a la naturaleza para ver aunque solo sea un lagarto, que generalmente sale corriendo en cuanto nota tu presencia. Fuente.

¿Cuál de estos desmentidos te ha sorprendido más?