Web
Analytics

19 publicaciones de padres tóxicos que quizás no deberían haber tenido hijos

Está claro que criar hijos es uno de los mayores retos a los que se puede enfrentar una persona. Por ese motivo, no es de extrañar que los padres no siempre sean perfectos. Y no deberían serlo: no hay que tener unas expectativas demasiado altas, y aceptar que se es humano y que a veces se fracasa es algo que en realidad define a un buen padre.

Recuerda que cuando se trata de la crianza, los dos extremos son igual de malos. El perfeccionismo absoluto y la completa dejadez son perjudiciales para los más pequeños de la casa. En todo caso, aquí tienes una lista de errores que te dejarán boquiabierto; de esos que te harán desear que exista algo así como un “carnet de padre”, por ridícula que sea la idea. ¡Esperamos que te diviertas con este descenso a los infiernos de la paternidad!

1. “Cómo hacer que tus hijos te odien en el futuro.”

2. “Este niño debe tener 1 año.”

3.

4. “Sacar una foto en vez de salvar a tu hija.”

5.

6. “Vacunándome después de que mi madre se negara a que me las pusieran.”

7.

8. “Estamos en una terminal llena de gente, y esta niña no paraba de gritar y llorar, así que su madre le dio UN MALDITO SILBATO para que juegue.”

9. “Mis padres creen que esta es una bonita decoración.”

10. “Ay mi madre.”

11. “Me desperté y vi que mis padres habían quitado la puerta de mi habitación. Les pregunté “¿por qué?”, y me respondieron: “La privacidad no es una necesidad”.”

12. “El mejor ejemplo de malos padres.”

13. “¿Vendes la PS4 de tu hijo y le castigas durante 2 meses por decir “maldición”?”

14. “Casi le arruino el día a mis hijos.”

“Canela / Chile picante.”

15. “Hay padres en China que ponen a sus hijos al borde de este precipicio solo para sacar fotos.”

16. “Esta madre se preguntará: ¿Cómo es que mis hijos no confían en mi para nada?”

17. “Dejando a tu hijo de 2 años sin vigilar para jugar a la oficina con tu vieja computadora que todavía funciona.”

18. “Caerse o ahogarse.”

19. “Oh, querida madre.”

Y tú, ¿tienes alguna anécdota digna de aparecer en esta recopilación?