Web
Analytics

20 chicas que aprendieron a querer su nariz inusual y ahora se sienten felices

La nariz es una parte especialmente visible de la cara, y por ese motivo hay gente que tiene muchos problemas con la suya. Existen muchos estereotipos relacionados con la apariencia perfecta, y a veces cuesta trabajo aceptar peculiaridades de nuestro rostro.

Sin embargo, con el tiempo las personas se aceptan y consiguen irradiar una felicidad y confianza en sí mismas precisamente por lo particular de su apariencia. ¡Esperamos que estos ejemplos te inspiren tanto como a nosotros!

“Esta es mi nariz. Ha sido un largo camino para aceptarme a mí misma, pero ya casi estoy cerca”

“Hace poco encontré una foto tomada hace varios años y pensé que valdría la pena compartirla. Ese es mi perfil”

“En la secundaria me llamaban bruja y Pinocho. Me tomó mucho tiempo, pero aprendí a aceptar que no necesitaba tener una nariz pequeña para verme linda”

“Unas fotografías de mi perfil. Estoy aprendiendo a quererlo”

“Mi nariz me recuerda a mis raíces y la considero elegante”

“Esta nariz me acaba de regalar un contrato con una de las agencias principales de Londres”

“¡Simplemente quería compartir unas fotos y en respuesta obtuve demasiados cumplidos!”

“Fue la primera foto en la cual me gustó cómo me veía. Ahora no les temo a las fotografías tomadas desde este ángulo”

“Siempre odié mi perfil. Pero, parece que ahora me gusta”

“¡Quiero a mi nariz! Me hace sentir fuerte. Además, me parezco a una estatua romana”

“Es mi foto de perfil. Nunca la habría publicado, pero ustedes hacen que me sienta una diosa”

“Mi nariz les desea a todos un feliz domingo”

“Adoro mi gran nariz”

“La podría cambiar. Pero me siento horrorizada al pensar en cambiar mi rostro solo para ajustarme a unos estándares de belleza”

“Esta foto me recordó cómo tenía miedo de cortar mi cabello debido a mi perfil inusual. Pero resultó que tal corte, al contrario, hizo que me quisiera a mí misma. Chicas, si están pensando en cortar su cabello, háganlo”

“Hoy me aconsejaron no cortar mi cabello hasta los hombros, porque esto “hará que se vea más grande”. ¿Pero acaso está mal?”

“Mi cabello tenía que convertirse en el detalle más brillante de esta foto. Pero, al parecer, “algo” más atraerá tu atención”

“¿Qué piensas de mi perfil? Lo odiaba. Ahora, después de 26 años, comienzo a quererlo. Tenemos que aprender a aceptar nuestras peculiaridades”

“A pesar de que a menudo cambio mi estilo, mi perfil siempre sigue siendo el mismo”

“Simplemente necesitas una nariz larga si quieres poner cinco argollas en un lado”

“Tengo un pequeño hoyo en la punta de mi nariz. Mi mamá me dijo que un ángel me había besado. Como resultado, durante toda mi infancia le tuve miedo a los ángeles pensando que tenían agujas en lugar de boca”

Y tú, ¿estás completamente satisfecha con tu aspecto físico?