Web
Analytics

20 pruebas de que los gatos también pueden tener crisis existenciales

“¿Qué hago con mi vida?”

Las crisis existenciales son uno de esos fenómenos problemáticos que pueden afectar a todo tipo de personas. Aparecen en cualquier momento de la vida, y pueden afectar incluso a personas aparentemente exitosas. Incluso si parece que no te falta de nada, la crisis existencial puede aparecer de pronto, implacable.

Pero no nos pongamos tan serios: hay animales tan dramáticos y expresivos, que cualquiera diría que están inmersos en una crisis de este tipo. Es lo que le pasa a los gatetes de nuestra recopilación, cuyos rostros parecen indicar que su visión de la vida se ha ensombrecido de forma inesperada, que su rutina necesita actualizarse porque está caduca… o quizás, simplemente, están hambrientos.

“Se siente vacío.”

“Es duro ser un gato hoy en día.”

“Este es Curtis. Tiene casi 17 años. Su expresión facial no cambia nunca, tiene esta cara el 100% del tiempo. Le amo.”

“El gato de mi novia me mira como si le debiera dinero.”

“Mi gato teniendo una crisis existencial.”

“Todo a 0,99.”

“No le pasa nada.”

“El gato de mi compañero de piso a veces se sienta como un duende.”

“Si solo tuviera una oportunidad de saber qué está pensando mi gato exactamente, sería justo en este momento.”

“Este cabezón está a punto de tener 18 años. Se llama Elwood, le encanta chillar, y siempre apesta. ¡Feliz cumpleaños, Elwood!”

“La maternidad es divertida, me dijeron.”

Su dedo dice que todo está bien, pero su cara…

“Tengo un nuevo instrumento musical.”

“Mi gato arrepentiéndose de haber salido mientras llovía.”

“Este gato viene de vez en cuando a nuestra casa, y así es como nos hace saber que tiene hambre.”

“Mi gato hoy se metió en un lío.”

Su cara dice “lunes por la mañana”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Кот Лёша (@cat.lesha)

“Mi gato lo ha entendido todo. La vida es pasajera, los juguetes terminan siendo aburridos.”

¿Tomando el sol, o reflexionando sobre el sentido de la vida?

“Mi novio me advirtió de que su gato era bastante dramático, pero no estaba preparada para encontrarme con esto.”

Y tú, ¿vives con algún animalito que tendencia al drama? Cuéntanoslo en los comentarios.