Web
Analytics

21 ejemplos de mala suerte que harían palidecer hasta a un gato negro

Por qué es bueno para tu salud el tener un mal día.

¿Alguna vez has tenido uno de esos días en los que parece que todo lo que puede salir mal, sale peor? Pues te vamos a decir algo que es posible que te cambie la vida: Aunque te parezca increíble, tener un mal día puede ser bueno para tu salud.

Y es que podemos aprender mucho de los malos días, así como de las experiencias. Si no las gestionamos bien, se acumulan, y acaban dando muchos problemas psicológicos. E incluso físicos, como más enfermedades, ya que nuestro sistema inmunitario se debilita. O dormiremos peor, por ejemplo. Nos afecta a muchos niveles. La solución estaría en aprender a manejar nuestras emociones.

No sabemos si todo esto habría servido de algo a los protagonistas de las siguientes escenas. Lo que está claro es que, al menos, se desahogaron compartiendo sus problemas en Internet, porque ya se sabe: “Mal de muchos…”

“Esperé todo el verano para cosechar las patatas, y esto es todo lo que ha producido mi huerto.”

“Perder dos dedos en un accidente de trabajo el día que llegaba mi nueva guitarra.”

“Esta mañana se rompió mi molinillo de pimienta.”

“Me casé con el tipo de persona que hace esto.”

“He sufrido una hora de tráfico de camino al trabajo. Nada más llegar, miré hacia abajo y…”

“Pagué un poco más por tener el asiento “con ventanilla”.”

“Son las mismas plantas, compradas el mismo día en la misma tienda.”

“Tras el decimosexto susto, decidí cambiar de sitio la lámpara.”

“Pedí una ensalada de 12 dólares.”

“Me probé los dos para que mi mujer me diera su opinión. Olvidé cambiarme antes de irme, así que en el trabajo he estado todo el día así.”

“Hago caligrafía. Puse en el sitio incorrecto la letra en el círculo, que es parte de un pergamino de 300 palabras que estaba a punto de finalizar después de 5 días de trabajo, cuando llevaba 200 letras.”

“Me equivoqué de respuesta.”

¿De dónde le llega la luz a la luna?
Respuesta: Del sol.
Respuestas correctas:
Sol.
El Sol.
el sol.
sol.

No hace falta explicación.

“Resumiendo una larga historia: vi una cucaracha.”

“¿Alguna vez has hecho hamburguesas tan mal que hasta tu parrilla está sorprendida?”

“Llevo meses ahorrando para una televisión 4K. Por fin hoy me he podido permitir comprarla. Nada más encenderla…”

“Mi hermana se estaba maquillando frente a la ventana, y el espejito que estaba usando quemó un agujero en la pantalla de su portátil.”

“Nunca introduzcas tu cabeza dentro de un agujero en un árbol “solamente para ver qué hay dentro”.”

“Fue ruidoso.”

“Ahorra suficiente dinero para comprar una Nintendo Switch de Walmart+ y la caja llegó vacía.”

Y tú, ¿alguna vez has tenido un día de mala suerte como el de nuestros protagonistas?