Web
Analytics

21 propietarios que tuvieron el peor día de sus vidas

Hazlo tú mismo.

Cada día más personas aprovechan para ponerse manos a la obra, y encargarse ellos mismos de la renovación de sus hogares. Seguro que el motivo principal es que, en estos tiempos que corren, tenemos más tiempo libre que nunca, y más razones para ahorrar todo lo posible.

Pero lo que en los vídeos de los manitas de YouTube parece muy fácil, en la realidad no lo es tanto. Así que si estás pensando en emprender proyectos en tu hogar, el mejor consejo que podemos darte es que comiences con aquellos con los que te sientas cómodo. Esto es crucial, ya que tomar una decisión espontánea cuando no sabemos qué es exactamente lo que estamos a punto de hacer, puede tener consecuencia catastróficas… como estas.

“Mi mujer me dijo que midiera la puerta, y yo le dije que todas las puertas medían lo mismo.”

“Las alacenas de la cocina decidieron tirarse al vacío todas juntas a las 4 de la mañana.”

“Cuando vives en Svalbard, Noruega, y se te olvida cerrar la ventana del despacho de tu casa.”

“Las renovaciones durante el confinamiento parecían tan inofensivas en Instagram…”

“Cuando el lavabo y la encimera de vidrio deciden explotar a saber por qué a las 3 de la mañana.”

“Mi novio quiso ayudarme llevando las latas de pintura al sótano. Resulta que intentó llevar demasiadas a la vez… (encima, acabamos de comprar la casa).”

“Mañana me marcho de este piso en alquiler después de 2 años. Hoy, mientras limpiaba y preparaba todo para la mudanza, golpeé la puerta del horno y me cargué el cristal. Adios, dinero de la fianza.”

“¡Acaba de llevar mi nueva televisión inteligente”

“Nos pintaron las puertas durante una renovación, pero a los pintores se les olvidó poner algo para cubrir el suelo.”

“Dos enchufes de mi casa llevan sin funcionar desde que compramos la casa hace 2 años. Compré unos nuevos para reemplazarlos. ¡Resulta que no tienen cables a los que conectarse!”

“Voy a necesitar un cubo más grande.”

“Creo que la fontanería no es para todo el mundo.”

“Esto es lo que sucede cuando estás haciendo una renovación y quitas un muro de carga.”

“Metedura de pata al instalar una puerta para el gato.”

“Instalación de la puerta para el gato/LOL, me odio.”

“La alacena se cayó de la pared. La colección de platos hechos a mano que había comprado a lo largo de los años en tiendas de segunda mano y mercados de artesanía quedó completamente destruida. Pero no pasa nada por no tener platos, ya que la alacena abrió de golpe la puerta del frigorífico y toda la comida se arruinó. Sucedió mientras estaba de viaje.”

“Acaba de llegar el retrete bastante caro que había esperado durante 6 semanas y que necesitaba instalar en casa de un cliente.”

“Deje el agua corriendo demasiado tiempo.”

“Mi esposa compró una maceta y la colocó en la estantería sobre el retrete. Una hora más tarde, escuchamos un estruendo…”

“Y el trabajo se lo quedó el presupuesto más ajustado…”

“Echar herbicida en vez de fertilizante.”

Y a ti, ¿alguna vez se te ha ocurrido renovar algo, y no ha salido como esperabas? Cuéntanoslo en los comentarios.