Web
Analytics

22 trucos geniales para padres de NIÑOS pequeños que cambiarán tu vida

Ser padre es una batalla constante y un reto para el que necesitarás mucha paciencia y mucha energía. Hoy os dejamos 22 trucos que te ayudarán en esta ardua carrera de la crianza.

Cómo convertir los alimentos que odian a tus niños en algo que les va a encantar.

23

Para que los niños no confundan el zapato derecho con el izquierdo, puedes cortar una pegatina por la mitad y pegar ambas partes en las suelas del calzado.

22

 

 

Utiliza un envase usado de champú para que tu hijo pueda lavarse las manos más fácil.

21

Cómprale un gorro divertido que tu hijo no querrá quitar. Así podrás estar seguro de que no tendrá nunca frío.

20

19

Hacer una hamaca es fácil. Solo necesitas una manta y una mesa.

18

Una cama vieja puede convertirse en un escritorio para tu hijo.

17

Ponle un churro de piscina (flotador) en su cama. así tu hijo no se caerá de ella.

16

Una caja vieja de DVDs puedes usarla para guardar lápices y papel.

15

Si a tu hijo le gustan los globos de agua, con dosificadores de jabón líquido los llenará más fácil.

14

Pega una pegatina y tu hijo sabrá cuánto papel higiénico necesita usar.

13

Puedes fabricar una pulsera con tu número de teléfono para que en caso de que el niño se pierda te puedan localizar rápidamente.

12

Su helado no goteará si se usa una tapa de plástico para vasos.

11

Con esta goma será imposible que tu hijo se encierre.

10

Para que a tu bebé no le de un golpe de calor y para que no le piquen los mosquitos, utiliza una sábana de mosquitero.

9

Dibuja con un marcador los pies de tu hijo. Así podrás comprarle calzado sin su participación directa.

8

Si estás muy cansado y tu hijo quiere subirse a un columpio, utiliza una cuerda.

7

Si bañas a tu bebé en una cesta para la ropa, sus juguetes siempre estarán a su alcance.

6

Si tu hijo teme a monstruos nocturnos, puedes inventar un “arma” que los combata.

5

Utiliza un churro para piscina (flotador), y tu niño no se pillará los dedos al cerrar la puerta.

4

Mete una pajilla decorativa al vaso al revés. Así es menos probable que tu hijo la saque y derrame su bebida.

3

Fija al mueble unas cajas para que tu hijo tenga donde almacenar sus revistas y cómics.

2

Convierte la limpieza del hogar en un juego.