Web
Analytics

8 Experimentos mágicos que asombrarán a tus hijos ¡Son espectaculares!

Hasta el experimento más asombroso tiene explicación científica, pero los niños son tan fácilmente impresionables como quisiéramos ser los adultos. Hoy os dejamos una serie de experimentos con los que vuestros hijos lo van a flipar, pero ojo, es posible que vosotros también y os sea difícil entender su fundamento.

Huevo en una botella

34605-R3L8T8D-650-223

Necesitas: Un huevo, una botella con abertura más estrecha que el tamaño del huevo, una tira delgada de papel y una gota de aceite vegetal.

Experimento: ¿Es posible meter un huevo en una botella sin romperlo? Sí, es posible si es un huevo de codorniz. Pero intentemos hacerlo con un huevo de gallina. Para esto, prepara el huevo cocido y quítale la cáscara. Unta la abertura de la botella con aceite vegetal. Enciende un papel y tíralo al fondo de la botella, y luego pon el huevo en la abertura. Cuando el papel se queme, el huevo se meterá adentro por sí solo.

¿Qué es lo que pasa?: El fuego quema el oxígeno adentro de la botella y se forma una especie de aire enrarecido. La presión atmosférica se reduce dentro y la presión atmosférica normal de fuera hacen que el huevo se meta hacia el interior. Gracias a su elasticidad pasa por la abertura de la botella.

Pasta de dientes para elefantes

34905-R3L8T8D-650-collage67676

Necesitas: Una botella de plástico, una bandeja, levadura seca, agua oxigenada al 6%, colorante de alimentario, jabón líquido o lavavajillas de platos.

Experimento: Pon la botella en una bandeja. Vierte media taza de agua oxigenada, añade un poco de jabón o detergente y no escatimes en el colorante. Por otra parte, en un bol mezcla bien 2 cucharadas de agua tibia y 1 cucharada pequeña de levadura (con un minuto de mezclarlo será suficiente); luego vierte la mezcla en la botella. Casi inmediatamente de ella empezará a salir una espuma colorida que parecerá pasta de dientes gigante saliendo de un tubo.

¿Qué es lo que pasa?: El peróxido de hidrógeno se descompone en agua y oxígeno, y la levadura como catalizador acelera la reacción. El jabón contribuye multiplicando las burbujas. Por cierto, la botella y la «pasta de dientes» se calientan porque durante la reacción química se genera calor.

Pinturas con volumen

34855-R3L8T8D-650-collage454

Necesitas: Harina para pancakes, sal fina, agua, colorante alimentario o bastoncillos o un pincel grueso y papel espeso para dibujar.

Experimento: Para hacer la pintura del mismo color, mezcla en una taza 1 cucharada de harina y 1 cucharada de sal, y luego añádele tres cucharadas de agua y la pintura. De la misma manera prepara los otros colores. Es mejor dibujar sobre un papel grueso o sobre un cartón con bastoncitos de algodón o con un pincel grueso (para cada color usa uno diferente). Una vez que el dibujo esté listo, «hornéalo» en el microondas, de 4 a 5 minutos serán suficientes a una potencia de 600 vatios. Durante este tiempo la pintura se esponjará y se endurecerá, lo cuál hará que el dibujo de vea con volumen.

¿Qué es lo que pasa?: Nuestra pintura de hecho es nada más que una masa “de pan” coloreada, por eso crece en el microondas.

Gemas de hielo: pintamos hielo desde dentro

34955-R3L8T8D-650-collage676767

Necesitas: Moldes para hielo (también puedes usar tazas o recipientes), una bandeja con bordes, sal, colorantes líquidos alimenticios o pinturas, un cuentagotas o cucharas.

Experimento: La noche anterior a la realización del experimento, prepara bastante hielo en los moldes. Al día siguiente prepara en algunos recipientes fuertes soluciones de sal, añádeles pinturas. Pon los cubos de hielo en la bandeja, con un cuentagotas o una cuchara añade gota a gota la solución de sal sobre de los hielos. La sal empezará a derritir el hielo, abriendo «paso» en la estructura de hielo para la pintura. Y la pintura coloreará los cubos de hielo con patrones increíbles.

¿Qué es lo que pasa?: Cuando el sodio entra en contacto con el hielo, se produce una reacción con liberación de calor lo cual hace que el hielo se derrita. Es por ello que las calles cuando nieva se rocían con una mezcla de arena y sal.

Lluvia casera

35455-R3L8T8D-650-qlnfm

Necesitas: Un recipiente grande transparente (un frasco), agua, espuma de afeitar, un cuentagotas o una cucharita, colorante alimentario líquido (se puede sustituir con acuarela disuelta en agua).

Experimento: Vierte el agua en un recipiente y exprímele unas «nubes» de espuma. Luego con un cuentagotas o una cuchara pequeña agrega unas gotas de pintura en varias zonas y espera, pronto empezará a «llover».

¿Qué es lo que pasa?: El tinte se fuga a través de la espuma y cae al fondo debido a la mayor densidad. El experimento ayuda a mostrar y enseñarles a los niños qué es la lluvia.

Baile de gusanos de almidón

34505-R3L8T8D-650-143400_5336f90d419565336f90d41992

Necesitas: Almidón de maíz, agua, una bandeja de metal fino, un altavoz, pinturas o colorantes alimenticios.

Experimento: Mezcla 2 tazas de almidón con 1 taza de agua. Vierte el líquido en la bandeja, añade unas gotas de pintura y ponla encima de un altavoz. Pon música con ritmo, presiona suavemente la bandeja con los dedos y disfrutas del baile de varios gusanos multicolores.

¿Qué es lo que pasa?: El agua con almidón no es un fluido newtoniano, no se comporta como agua normal. Si alguna fuerza actúa sobre ella, se hace sólida, por lo que es posible incluso correr por encima de ella. La música genera una especie de estampidos sónicos de intensidad variable. En respuesta a ello la mezcla se endurece y se “mueve”.

Cerilla encendida

34555-R3L8T8D-650-15184010-R3L8T8D-650-1_2

Necesitas: Cerillos y una linterna.

Experimento: Enciende una cerilla y mantenla a una distancia de 10 a 15 centímetros de la pared. Ilumínalo con una linterna y verás que en la pared sólo se refleja tu mano y la cerilla. Parece obvio, pero seguro nunca habías pensado en eso.

¿Qué es lo que pasa?: El fuego no proyecta una sombra porque él también es una fuente de luz.

Fuente de Coca Cola y caramelos de menta (Mentos)

34455-R3L8T8D-650-000000001_7891

Necesitas: Dos litros de Coca Cola light o ZERO y 5 o 6 caramelos de menta (Mentos).

Experimento: Para no llenar toda la casa con Coca Cola, es mejor hacer el experimento fuera. Los Mentos deben entrar a la botella simultáneamente ya que la reacción empieza casi al instante. Para ello puedes poner un pedazo de papel doblado para que sirva como ranura, y dejar que las pastillas se deslicen a la botella. O mejor, puedes meter los caramelos en un hilo con ayuda de una aguja, y sumergirlas todas al mismo tiempo en la botella. También es importante tratar de alejarse tan rápido como puedas, si no, te bañarás bajo una fuente dulce de Coca Cola.

¿Qué es lo que pasa?: La superficie rugosa de las pastillas de menta hace que el dióxido de carbono disuelto en la bebida empiece a liberarse. La Coca Cola hace espuma y sale con fuerza de la botella formando una fuente.

Fuente.