Web
Analytics

A este viajero hambriento le llevan una pizza a un tren en marcha, tuitea el proceso para que puedas hacerlo tú también

Pizza_delivery_on_train

Seguro que alguna vez hemos experimentado la sensación de pasar mucha hambre mientras estamos “atrapados” en algún transporte público. Si no llevas nada de comida encima no te queda más remedio que aguantarte… ¿verdad?

Pues no, este DJ británico ha demostrado que la vida siempre se abre camino. Se encontraba en un tren que viajaba entre Glasgow y Sheffield y le pasó exactamente eso, un “ataque” incontrolable de hambre. Pero nuestro protagonista, en vez de sentarse a esperar e intentar ignorar los sonidos de sus tripas, decidió hacer algo al respecto

Qué idiota se subiría a bordo de un viaje de tren de cinco horas sin comprobar si tenía un coche bar y sin haber comido o bebido antes…

Voy a intentar pedir que me traigan una pizza al tren mientras está parado en una estación. Necesito investigar un poco.

Voy a intentar que me la traigan a Durham… A Newcastle ya no da tiempo.

La maldita Internet no está funcionando suficientemente bien como para buscar sitios de pizza.

Finalmente, lo consiguió.

Gente gente gente… la pizza está pedida. Se supone que me la entregan en Darlington.

Mientras se acercaba a Darlington, empezó a aumentar la tensión.

Comienza la cuenta atrás.

10 minutos.

¡Gracias por pedir al Domino’s de Darlington! Tu pizza recién hecha ha salido del Domino’s de Darlington y está de camino.

Demasiada tensión.

El tren está bajando la velocidad.

Se han activado los frenos.

Gente.

¡Éxito!

Entra de una maldita vez.

DJ Artwork incluso compartió una porción con una mujer de la tripulación del tren.

¡¡¡Vaya, mirad quién ha aparecido también!!! Es un día maravilloso.

Hola Leslie Ash quiere una porción…

De hecho, funcionó también que al día siguiente DJ Artwork decidió repetir todo el proceso, con un amigo.

Una nueva era, los viajes en tren no volverán a ser iguales. 🙂

Viajeros, tomad nota: nunca tendréis que volver a pasar hambre.

Vía Elegí mal día.