Web
Analytics

“A juicio”: el incendiario mensaje de Chayo Mohedano a la gente del programa de Rocío Carrasco

La hija de Rosa Benito y Amador Mohedano revela las acciones legales a las que se enfrenta en noviembre la productora.

La semana pasada finalizó la “primera parte”, pues que ya se ha anunciado una secuela para la próxima temporada televisiva, de la docuserie de Rocío Carrasco. Después de la emisión de los primeros 12 episodios, la hija de “la más grande” hizo balance en directo en el plató. La protagonista respondió a las cuestiones que le plantearon la presentadora y un equipo de colaboradores que integraron Ana Bernal-Triviño, Montse Suárez, Paloma García Pelayo y Pilar Rahola, entre otros.

Está claro que Antonio David Flores es sin duda quien ha salido peor parado. El ex guardia civil está siendo juzgado en las últimas semanas por su papel como esposo de Rocío Carrasco, y padre de los hijos en común de la pareja. Y es que en la docuserie se ha descubierto a un Antonio David muy alejado del personaje que ha querido vender en televisión.

Pero no es, ni de lejos, el único afectado. Prácticamente todas las personas de su entorno han salido mal paradas, y los Mohedano no son menos. Una de ellas, Chayo, tiene además muchas cuentas pendientes con los responsables de la docuserie.

Cabe destacar que la enemistad entre Chayo Mohedano y la productora del programa se remonta a mucho tiempo atrás. Aunque los reporteros de Sálvame han ido a cubrir muchos de sus conciertos, la relación de la sobrina de Rocío Jurado con el programa nunca ha sido buena.

“Qué alegría que queráis colaborar con la justicia”.

Desde su punto de vista, el programa solo hablaba de ella para mofarse de sus actuaciones y de los vídeos que compartía en sus redes sociales. En esa línea, la hija de Rosa Benito escribió un mensaje su Twitter después de que Carlota Corredera, presentadora de Sálvame, asegurase que el equipo de la docuserie de Rocío Carrasco colaborará con la justicia si se admitiera la reapertura del caso contra Antonio David Flores.

Pero Chayo recordó que el programa tiene una causa pendiente con ella en los tribunales. “Qué alegría que queráis colaborar con la justicia, porque en noviembre tenéis un juicio penal por consentir que se cometan delitos en vuestros programas”, dijo con sorna la cantante.

“Y si sale adelante el maltrato mediático psicológico, personal y laboral, tengo miles de horas de grabaciones de vuestros programas”, avisó acompañando su mensaje con una imagen en la que se leía “Sin miedo”.

Chayo llevaba años en guerra contra Telecinco y contra la empresa responsable de Sálvame, La Fábrica de la Tele. El motivo es sentirse objeto recurrente de burlas por parte algunos de los colaboradores del programa. Por eso, hace años que recurrió a los tribunales para denunciar ese maltrato psicológico, personal y laboral que ella considera haber sufrido.

Según ha revelado, la causa se dirimirá en sede judicial el próximo mes de noviembre. En ese momento podría estar emitiéndose la segunda parte del relato de Rocío Carrasco, que precisamente se centrará sobre su mala relación con algunos miembros de la familia Mohedano.