Web
Analytics

Acusan a Eva González —’MasterChef’— de soberbia por su actitud con Jordi Cruz y los concursantes, y ella contesta con esta rajada

Ocurrió en el quinto programa de MasterChef. El lugar era un restaurante ganador de tres estrellas Michelín, el Azurmendi de Eneko Atxa, y el plato protagonista las patatas soufflé que suponían el centro de la prueba del equipo de Elena. Jordi Cruz se molestó en preguntar al equipo si estaban seguros de que llevaba las patatas necesarias para la preparación, recibiendo una respuesta afirmativa.

Pero lo que pasó a continuación mereció la intervención de Eva González, la presentadora de MasterChef, que normalmente no se mete en las polémicas entre concursante y jueces. Y es que, en efecto, faltaban las patatas en muchos de los platos… algo que avergonzó a la conductora del programa, que se fue directa a pedirle explicaciones a Jordi Cruz.

Molesta con la presentación de los platos, la sevillana le dijo que aquello simplemente “no se podía servir así“. “Primera vez que tengo que entrar en cocinas, y que sea en un restaurante tres estrellas Michelín…“, dijo furiosa.

La bronca de Cruz no se hizo esperar:

“Capitana, imagínate una mesa con seis personas, que de la casualidad de que son inspectores de la Guía Michelín, pidan el mismo plato, y unos tengan patatas soufflé y otros no. Os he preguntado si todos llevaban patatas, y que no haya exigencia ni rigor en un plato puede hacer peligrar el trabajo de todo un año. Puede hacer que un cocinero no gane una tercera estrella, o incluso la pierda.”

En las redes lo vivieron así:

 

La historia se repitió en un programa posterior, cuando una prueba de exteriores en Menorca terminó siendo uno de los desastres más llamativos de la historia del programa. “Eran platos sencillos y no habéis sabido hacerlo“, lamentaba Pepe antes de destacar los problemas a la hora de limpiar el pescado: “lo de las rayas ha sido para llorar. Las habéis destrozado“.

Y con un enfado monumental, a Eva González le tocó disculparse con los comensales:

“Os pido disculpas. No han sabido trasladar el sabor de la gastronomía menorquina.”

Por todo esto, mucha gente está opinando que Eva se ha vuelto excesivamente dura con los concursantes del reality culinario, llegando a ser bautizada como “la Risto de la cocina“. La presentadora ha respondido a estos comentarios, reconociendo que “reacciono como una madre con los concursantes, pero nunca para mal“.

“Risto es una persona maravillosa, así que no estaría mal. (…) Pero no juzgo, al revés. Les doy el mayor cariño y así lo sienten ello.”

En cuanto a las acusaciones de soberbia, ha explicado que “lo de la soberbia no lo había leído pero no me han tenido que entender muy bien.

“Quiero que lo hagan muy bien. Por eso, cuando cometen fallos tontos, te da coraje, como una madre cuando “da un pellizco” a su hijo. No le he dado mucha importancia y es fruto de un malentendido que espero que quede aclaradísimo.

 

(…) Todos están sometidos a mucha presión y los concursantes se juegan mucho. A todos nos da rabia cuando las cosas no salen todo lo bien que deberían haber salido.”

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Vía Elegí mal día.