Web
Analytics

Adiós a Carlos, el amante de la naturaleza que ha dado su vida luchando en el fuego de Sierra Bermeja

Carlos Martínez Haro, de 44 años y padre de dos hijas de 6 y 9, formaba parte del retén de bomberos de Dalías, dentro del Centro de Defensa Forestal (CEDEFO) de Alhama. Nacido en Escúllar (Almería), era agente forestal y trabajaba de manera puntual para Infoca, plan contra incendios forestales de la Comunidad de Andalucía.

Llevaba seis años trabajando como bombero, y el pasado miércoles se enfrentó a uno de los peores incendios que se recuerdan en España, el de Sierra Bermeja, donde, tristemente, acabó falleciendo el pasado jueves. Sus restos ya se encuentran en Almería, junto a su familia.

Su trabajo como forestal le permitía estar cerca de una de sus grandes pasiones en la vida, la naturaleza. La otra era su familia, donde era “muy conocida en la zona y muy buena gente” según comentó la alcaldesa de su Escúllar natal. Localidad donde lucen estos días los crespones negros en recuerdo y reconocimiento a Carlos.

El incendio en el que murió fue declarado el pasado miércoles a las 21.37 horas de la tarda, con 140 llamadas que alertaban del incendio. “Todo apunta a que fue provocado”, afirmó Juanma Moreno, presidente de la Junta de Andalucía, que confirmó que hay una investigación abierta para hallar y detener a los responsables.

Tendrán que responder por todos los daños medioambientales y materiales causados, pero también por la muerte de una persona. Carlos deja una mujer viuda y dos hijas haciendo lo que más le gustaba, proteger la naturaleza. Todos le recuerdan hoy, y le recordarán en el futuro, además de por ser una buena persona, como un héroe.