Web
Analytics

Alberto, el profesor de Criminología que ha matado a su pareja Cristina con dos cuchillos en Valencia

Una mujer de 30 años, Cristina Blanch, ha sido encontrada asesinada este pasado sábado, presuntamente, por su pareja de varias cuchilladas en el domicilio que compartían en el barrio de l’Eixample de Valencia. El agresor, Alberto L.H. de 35 años, se lesionó al intentar huir por el patio de luces, acabó confesando el crimen 24 horas después, y ya se encuentra detenido por la policía.

El cuerpo sin vida de la joven fue hallado por su madre y otros familiares, en el dormitorio principal, caído junto a la cama y, a tenor de la escena del crimen, Cristina luchó por defender su vida con su pareja, el cual empleó dos cuchillos de cocina, uno panero, de sierra, y el otro, un cebollero. Ambas armas ensangrentadas se encontraban en el suelo de la habitación y han sido recuperadas por los especialistas de Policía Científica.

Alberto, el presunto asesino de Cristina, es abogado experto en procesos de familia y en concursos de acreedores, además de profesor asociado en Criminología y Derecho en la Universidad de Valencia.

Tras dar muerte a la joven, todo apunta a que éste planificó su huída a través del deslunado para evitar salir por la puerta principal y evitar ser visto por algún vecino y grabado por las cámaras de seguridad, en un intento por hacer creer que Cristina había sido asesinada por alguien no estando él en la casa.

Pero su plan falló al resbalarse y quedar atrapado y herido en el patio interior. Cuando le detuvieron por un presunto intento de robo, dijo que estaba bajando por una tubería para robar en un restaurante contiguo al edificio, no comentó nada de su pareja. Después de prestar declaración a las autoridades quedó en libertad dada la escasa relevancia del delito, una tentativa de robo. Sin embargo, como estaba herido, lo trasladaron al hospital.

Pero tras descubrirse el cadáver de su pareja, la Policía ató cabos rápidamente, y detuvo a Alberto en el hospital. La atribución de un presunto delito de tentativa de robo se convirtió en asesinato por violencia de género.