Web
Analytics

Alejandro Nieto se rompe al revelar toda la verdad sobre la enfermedad de su hijo: «Ojalá lo hubiera tenido yo y no él»

Se rompe hablando de su hijo.

Han transcurrido más de tres meses desde que los concursantes saltaran desde el helicóptero, sin imaginarse que este concurso les iba a cambiar la vida por completo. Semana a semana, los supervivientes han tenido que ir saliendo de Honduras y regresar a España.

Tan solo uno podía convertirse en el ganador y llevarse el ansiado premio, un cheque de 200.000 euros. «Me despido con recuerdos que me llevo para mí mismo», dijo al comienzo del programa Alejandro Nieto, sin imaginarse que se iba a convertir en el ganador.

A pesar de que habitualmente es el ganador de la edición anterior el encargado de dar el cheque, Olga Moreno declinó la invitación y fue Lara Álvarez quien le dio el ansiado premio al que fuera ganador de Míster España 2015. Nieto no pudo evitar las lágrimas al conocer el veredicto del público. Un momento de euforia que ha hecho que el plató se cayese en aplausos y vítores, pero que también escondió un polémico gesto que pasó desapercibido para la audiencia.

Sea como sea, para Alejandro Nieto su hijo es uno de los pilares más importantes de su vida. El ganador de la última edición de Supervivientes haría cualquier cosa por él y, si hubiese podido, habría intercambiado papeles con el niño cuando este fue diagnosticado con un cáncer con tan solo dos añitos de edad.

El vástago del que fuera exconcursante de La isla de las tentaciones, llegó al mundo cuando Alejandro tenía 22 años y fue fruto de la que entonces era su «novia de toda la vida». El modelo era muy joven y no se sentía preparado para convertirse en padre. Sin embargo, una vez lo fue, la vida le cambió completamente y a día de hoy para él su hijo lo es todo.

«Yo entonces no quería ser padre y lo reconozco, pero serlo me ha hecho más competitivo, a lo mejor más salvaje, más hombre… llámalo como quieras», explicó en su reciente entrevista para la revista Lecturas. Pero ser padre tan joven no fue lo único que hizo madurar a Míster España Internacional 2015 y hacer que pasase «de niño a hombre más rápido». La enfermedad del pequeño fue clave.

Cuando enfermó de cáncer, Alejandro vivió la que probablemente haya sido la peor etapa de su vida. El pequeño tuvo que pasar largas temporadas hospitalizado, y fue el motivo por el que el gaditano se vio obligado a abandonar Gran Hermano VIP 4.

La alegría de Alejandro Nieto, al ver que su hijo supera su enfermedad

Afortunadamente, el pequeño se encuentra totalmente recuperado de su enfermedad. Sin embargo, este periodo fue para todas las personas cercanas un auténtico infierno. Él mismo lo reconoció en la citada entrevista, en la que Alejandro no ha dudado afirmar que habría intercambiado papeles sin pensar.

«Muchas veces he pensado que ojalá lo hubiera tenido yo y no él, pero eso es imposible», confesó. El proceso fue largo, pero gracias a Dios a día de hoy el niño está bien y únicamente acude a sus «revisiones» para ratificar que todo continúa en orden. «Cuando se ha curado, pues he sentido una alegría inmensa. Es lo mejor que le puede pasar a una persona», dijo.

El novio de Tania Medina aseguró ser «muy feliz» al ver a su pareja «morir» con su hijo, pues «se llevan superbién». Además, ha declarado que quiere invertir parte del dinero del premio en el futuro del pequeño, que ya tiene 8 años.