Web
Analytics

“Amo a mi nieto, pero no soy una guardería”: Abuelo se niega a cuidar a su retoño si no le pagan por hora

“Tengo mi propia vida.”

Ser padre en la actualidad es igual de difícil que en el pasado, ya que los padres tenemos que volver a trabajar para llevar el alimento a nuestros hogares. Sin embargo, los hijos no crecen tan rápido, y necesitan que alguien los cuide y vele por ellos.

Muchas veces, son los abuelos quienes se encargan de esto. Pero no siempre están dispuestos. En la vejez, lo que desean muchos de ellos es aprovechar la vida al máximo, ya que han trabajado durante mucho tiempo.

Hay abuelos que, cuando llegan a la tercera edad, tienen como única prioridad divertirse en los años que restan. Por eso, cuando sus hijos les piden el “favor”, no todos aceptan.

Es lo que ha ocurrido con el usuario de Reddit u/iri_baker67. En un hilo relató que tiene una hija de 29 años y una bebé de 1 año de edad. La cuestión es que ella pronto volverá a trabajar, 5 días a la semana entre 7 u 8 horas por día.

Así que cuando le preguntó a su padre si podía encargarse al menos 3 días de los cuidados, este no aceptó tan fácilmente. Le pidió que le pagaran 12 dólares por hora los días que le tocaba, ya que era su tiempo libre y dejaría de serlo por una responsabilidad.

“Ella entendió mi necesidad de pago… pero luego me rebajó con $ 10 la hora porque afirma que no puede pagarlo ni siquiera con su trabajo de $ 22 la hora (…) Amo a mi nieto, pero no soy una guardería (…) Tengo mi propia vida, trabajo para mí y creo que ella debería entender que estaría renunciando a mi tiempo cuando trabajo desde casa, y si voy a renunciar a ese tiempo, entonces necesito dinero”, contó.

Por supuesto, hubo división de opiniones. En un principio, muchos pensaron que pedir un pago a un hijo que cuida de un bebé pequeño era algo excesivo, aunque otros estuvieron de acuerdo. Consideraron que es su vejez y tiene derecho a pasarla como desee. Si no es cuidando niños, no debería haber problema alguno.

Al final del día, por algo se lo pide a él y no a una guardería: es probable que sea más caro, teniendo en cuenta que su sueldo no es tan alto como expresó. Además, el pequeño recibirá un cuidado exclusivo que no hay en estos centros.

Por suerte, ambos llegaron a un acuerdo y parece que les está funcionando. Un precio alto pero sin duda le será de ayuda a la madre cuando vuelva al mercado laboral. Esperemos que le rebaje un poco más en el futuro, para que pueda reunir un poco más de dinero.