Web
Analytics

Ana Julia explica en una espeluznante carta desde la cárcel su versión de la muerte de Gabriel

Todavía salen a la luz nuevos datos relacionados con la asesina confesa del pequeño, que nos hacen perder aún más la fé en la humanidad. Una de las últimas noticias relacionada tuvo que ver con algo que la Guardia Civil habría encontrado en el ordenador de Ana Julia.

Pero ahora nos encontramos con que la asesina confesa de Gabriel ha escrito una carta de dos folios dirigida a Ana Rosa Quintana, en la que habla de la muerte del niño de 8 años en Almería.

Es una carta escrita de su puño y letra en la que da su versión de lo ocurrido el 27 de febrero y de los 12 días posteriores de búsqueda del pequeño Gabriel.

Según ha revelado la periodista, la extensa carta es una respuesta a otra que le enviaron desde el propio programa a prisión, y en la que le preguntaron por qué mató a Gabriel, si estaba arrepentida, y por qué interpretó aquella farsa durante tantos días delante de familiares y allegados del niño Gabriel.

Este es el contenido íntegro:

“Hola, Ana Rosa

Gracias por escribirme por preocuparte por mí. ¿Que cómo estoy?

¡Pues te puede imaginar, nada bien! Ante todo pedir perdón a toda la familia de Gabriel y a todas las personas que he (h)echo daño. No puedo hablar mucho por el secreto de sumario. Lo primero estoy impactada de saber todas las mentiras que se han dicho de mí. ¿Mi versión de los hechos? Fue un accidente y siempre lo diré porque es la verdad. Me asusté mucho y el miedo te bloquea y eso me pasa a mí. No fui lo suficientemente fuerte para decirle a mi pareja ni a nadie lo que había pasado y poco a poco me fui metiendo en una bola cada vez más grande. Sé que no tengo excusa por el accidente. Quité a la persona que amo lo más grande que uno puede tener: un hijo.

Ángel Patricia a todos perdón, sé que pasaré el resto de mi vida aquí pero esto es en lo que menos pienso. Tengo una hija y le he hecho mucho daño. Espero que ella algún día me pueda perdonar. También creo que cometas el delito que cometas nos tienen que tratar como personas. A mí me han tratado muy mal ciertas personas en el calabozo y en más sitios. Por eso cuando llegué a prisión me pareció el cielo, os podéis hacer una idea. Incluso fueron a ver a mi familia a República Dominicana y mi pobre madre sufre del corazón. ¡Y eso no está bien! Tengo mucho que contar y en cuanto pueda lo contaré. ¿Y os digo por qué? Porque lo que está escrito se lee, os seguiré escribiendo en cuanto pueda.

Un saludo y gracias.

Ana Julia Quezada Cruz”