Web
Analytics

Ana Obregón corta el debate de ‘Lazos de sangre’ por un comentario sobre la sexualidad de Lina Morgan

Ana Obregón volvió a TVE.

TVE dedicó el pasado miércoles un homenaje a Lina Morgan dentro de Lazos de sangre. El espacio conducido por Boris Izaguirre repasó la vida de la cómica junto a muchos amigos y compañeros, como Norma Duval, Moncho Borrajo, Pedro Rollán o Isabel Gemio, entre otros.

Pero, además, el espacio consiguió sentar a Ana Obregón. La celebridad volvía así a la cadena antes del Telepasión que conducirá junto al propio Boris, y de repetir en las Campanadas junto a Anne Igartiburu.

Hay que destacar que Ana Obregón compartió protagonismo con Lina Morgan en Hostal Royal Manzanares, la serie que triunfó en los 90 en TVE. La actriz y presentadora recordó algunos de sus mejores momentos junto a ella. “Estaba deseando estar aquí con vosotros y es muy importante. Lina era una amiga y mi maestra“, dijo Ana.

Después de esto, aclaró que nunca hubo rivalidad entre ellas como muchos decían. “Desde el primer momento fuimos almas gemelas. Cada minuto con ella era un regalo, era inmensa. La estrella era Lina”, recalcó.

Pero además de su carrera profesional, Lazos de sangre quiso repasar también parte de la vida más personal de Lina Morgan, de quien apenas se supo nada sobre su vida íntima. El espacio recordó la entrevista que le realizó Pedro Ruiz en La noche abierta en La 2, en la que el presentador no tuvo reparos en preguntarle si es verdad que se iba a llevar un amor secreto. “No lo voy a decir”, le contestaba ella.

A raíz de eso, el programa de TVE se preguntó si alguna vez llegó a enamorarse y si era verdad que era bisexual o no, como aseguró Mónica Pont, otra de las actrices de Hostal Royal Manzanares, en el documental. Un tema que incomodó a Ana Obregón, que consideró que empañaba el bonito homenaje que se le podía hacer hablando de cosas personales y de las que la propia Lina nunca quiso hablar.

El propio Boris no dudó en preguntarle a Ana si en sus conversaciones hablaban de eso. “Si mi amor, pero lo que yo haya hablado con Lina y lo que me ha contado se fue con ella y se irá conmigo”, le dejó claro Obregón, que aclaró que estuvo muy enamorada y que fue muy feliz. Norma Duval contó que Lina tuvo una relación con un chico con el que estuvo a punto de casarse.

“Cuando me vaya habláis de lo que queráis. No habléis de esas cosas”.

Mientras Beatriz Cortázar seguía debatiendo sobre la sexualidad de Lina, Ana no dejó de poner caras contrariada. “Si me permitís a mí de esto no me gustaría hablar, no me interesa nada. Si queréis cuando me vaya habláis de lo que queráis”, pidió entonces Ana Obregón, a lo que se sumaron otros invitados como Moncho Borrajo y Norma Duval.

“Es que si ella no quiso hablar de este tema. Ella me decía cuando se hablaba tanto de mi vida, de Alessandro, de la otra, el otro y que todo era muy público me decía yo por eso mantengo mi intimidad. Y me dijo una frase de Camilo José Cela ‘Ana nunca te olvides de que el secreto de la felicidad es que nunca sea un secreto’”, terminó diciendo. “El homenaje tan bonito que le estamos haciendo, que hablar de su sexualidad, pero es que quien somos nosotros”, zanjó, pidiendo que se hablara de su profesión y lo que hizo Lina.

Finalmente, cuando se despedía de todos porque se tenía que ir para cuidar de su padre, Ana volvió a pedir a todos que no hablaran de su vida sentimental y se especulara sobre su sexualidad. “No habléis de esas cosas”, insistió.