Ana Rosa Quintana enfada a los espectadores de Telecinco por cómo ha comenzado ‘TardeAR’: “Embustera”

El fracaso de ‘TardeAR’.

Cuando Telecinco anunció que cancelaba ‘Sálvame’ por su baja audiencia y su desgaste, muchos espectadores esperaban que la cadena apostara por un formato más fresco y divertido para las tardes de la semana. Sin embargo, la sorpresa fue mayúscula cuando se supo que la elegida para ocupar el hueco dejado por Jorge Javier Vázquez y compañía era Ana Rosa Quintana, la reina de las mañanas.

La presentadora, que lleva más de 15 años al frente de ‘El programa de Ana Rosa’, se propuso como un reto personal liderar también las tardes con ‘TardeAR’, un espacio que se vendió como un magazine de actualidad, cultura y entretenimiento, sin entrar en los temas políticos que tanto protagonismo tienen en su programa matinal.

Ana Rosa Quintana se aleja del entretenimiento y se mete en política.

Sin embargo, la realidad ha sido muy distinta. Desde su estreno el pasado mes de septiembre, ‘TardeAR’ ha ido perdiendo fuelle y credibilidad, al ir incorporando cada vez más contenidos políticos en su tertulia, en la que participan colaboradores habituales de Ana Rosa Quintana, como Vicky Martín Berrocal, Lolita Flores, Alaska o Xavier Sardá, entre otros.

El colmo llegó este lunes, cuando el programa dedicó su primera hora a analizar el acuerdo entre el PSOE y ERC para la investidura de Pedro Sánchez, que implica una condonación parcial de la deuda de Cataluña con el Estado. Ana Rosa Quintana abrió el debate con una pregunta que dejaba clara su postura: “¿De dónde sale esa pasta y cómo nos afecta a nuestros bolsillos?”. Y no dudó en lanzar una dura crítica al expresidente catalán Carles Puigdemont, al que calificó de “prófugo de la justicia” que “está decidiendo el gobierno de España”.

Sus colaboradores se sumaron al debate, dando su opinión sobre el pacto, la situación de Cataluña y el papel de los partidos políticos. Algunos, como Xavier Sardà, intentaron aportar una visión más matizada y crítica, pero fueron rápidamente interrumpidos o contradichos por la presentadora, que se mostró muy vehemente y contundente en sus afirmaciones.

“Manipuladora”.

Esta temática, que nada tiene que ver con el entretenimiento que se supone que debe ofrecer el programa, generó una gran indignación entre los espectadores, que expresaron su malestar en las redes sociales. Muchos criticaron la nueva dirección de Mediaset, que ha dado carta blanca a Ana Rosa Quintana para hacer lo que quiera en las tardes de Telecinco, y otros cuestionaron la credibilidad y la profesionalidad de la presentadora, a la que acusaron de ser “asusta viejas”, “manipuladora” o “sectaria”.

No es la primera vez que ‘TardeAR’ se mete en política y provoca el rechazo de la audiencia. Hace unas semanas, el programa causó una gran polémica al tratar la guerra entre Hamás e Israel con sus colaboradores, que demostraron un gran desconocimiento y una falta de rigor sobre el conflicto. Las redes se llenaron de comentarios que tachaban de “vergüenza”, “bochorno” o “ridículo” el análisis que hicieron en el programa.

Estos ejemplos demuestran que ‘TardeAR’ ha fracasado en su intento de ser un programa de entretenimiento para las tardes de Telecinco, y que se ha convertido en una prolongación de ‘El programa de Ana Rosa’, con la diferencia de que en este caso la presentadora no cuenta con el respaldo de la audiencia, que ha ido abandonando el espacio por su falta de interés y su sesgo político.