Anabel Pantoja, entre lágrimas y al límite, denuncia acoso por parte de Rafa Mora

«No me lo merezco».

Anabel Pantoja volvió este jueves a España después de pasar unos días de vacaciones y, aunque contaba con que su regreso fuera tranquilo, no fue así. La joven disfrutó de un paraíso tropical durante sus vacaciones, y compartió con sus seguidores varias imágenes de sus vacaciones en Isla Mujeres, México, tras haber pasado unos días enferma con un virus estomacal.

Cuando trataba de regresar, continuaron los problemas. Anabel Pantoja sufrió las consecuencias del Huracán Ian durante su aventura mexicana. El viaje de la exconcursante de Supervivientes sumó un nuevo percance con el avance del devastador evento meteorológico que está causando auténticos estragos y que ha provocado que la sobrina de Isabel Pantoja estuviera «atrapada» en el aeropuerto.

Pero eso no fue todo: ya en España, Rafa Mora la esperaba en el aeropuerto y explicó en directo que ambos estuvieron a punto de pasar la barrera de la amistad. Mora fue a recibirla al aeropuerto como enviado especial de Sálvame, y durante su espera en el aeropuerto Jorge Javier consiguió sonsacarle la noticia bomba: Anabel y Rafa estuvieron a punto de tener algo.

«Uno de los dos quería y el otro no», contó Rafa Mora. «Yo antes tenía mucho éxito pero ahora ya estoy casado, con las botas colgadas. En aquel entonces fue un fenómeno brutal lo que viví. Cuando llegué a Cantora, fui la sensación».

«Antes de llegar al ‘no’, hay muchas maneras de parar algo que uno no quiere. Hay que tener tacto. Ella es lista, y ha notado varias veces que yo no he estado receptivo, pero nunca he querido hablar de esto», explicó el extronista, acorralado por las continuas preguntas de Jorge Javier.

«Anabel en su momento contó que uno de sus sueños eróticos sería conmigo. Y siempre he notado cierto cariño y cierto feeling con Anabel». Pero pese a todo, no quiso confirmar del todo el supuesto intento de seducción por parte de Anabel. «El que quiera entender, que entienda. Yo solo me hago responsable de lo que digo, no de lo que se interpreta».

«Acoso».

La persecución de su excompañero no gustó nada a la exconcursante de Supervivientes, que poco después publicó unas stories en Instagram mostrándose muy afectada. No apoya la forma que ha tenido el programa de tratar su relación con el tertuliano.

Entre lágrimas, la sobrina de Isabel Pantoja calificó la decisión del programa como «algo innecesario»: «He venido de este programa y sé lo que es trabajar ahí. La puesta en escena es muy buena y puede llegar a ser divertida. Pero esos veinte minutos en los que tienes detrás a una persona que no te habla, pero que, bueno, es un compañero…».

«Que si cuándo vas a trabajar, que si cuándo vas a pagar… Joder, son cosas que verdaderamente son rumores. Ahí, delante de todo el mundo, ‘dispara’. Joder, que soy persona», se quejó, pidiendo que se tenga «un poco de memoria».

«Son preguntas muy fuertes y tengo derecho a no responderlas. Que me dejéis y no me preguntéis más. Me han preguntado como veinte veces lo mismo: que si cuándo pienso cotizar, trabajar… ¿Pero quién se piensa que no estoy trabajando? Me he ido quince días de vacaciones. He estado tres meses en una isla sin comer. Dejadme distribuir mi vida», exigió.

Pantoja recordó que no se mete «en la vida personal de nadie». Aunque sabe que es un personaje público, dijo que no está dispuesta a recibir «preguntas hirientes»: «Me veíais callada, pero la gente que me conoce sabe que yo estaba llorando por dentro». Por todo ello, no se pronuncia sobre las confesiones de Mora sobre su supuesto tonteo.

La influencer lamentó el trato del programa, porque dice que brindó buenos momentos mientras trabajó ahí, y que ofreció su boda y su separación. «De todas formas yo siempre les deseo lo mejor y que les vaya todo bien. Les guardo un cariño, independientemente de esto que ha pasado», sentenció sobre su futuro en el programa, cerrando la puerta definitivamente.