«Apagón a Sálvame»: la audiencia deja de ver Telecinco por culpa de un colaborador

Polémica en Sálvame.

En los últimos tiempos, Telecinco ha perdido su posición como la cadena más vista, y los programas relacionados con el mundo de la prensa rosa, que en el pasado eran el buque insignia de la cadena, está en horas bajas en lo que a audiencia se refiere. Entre otras cosas, le ha afectado la dura competencia de otros formatos como Pasapalabra en Antena 3, que están consiguiendo que sufran con la ausencia de espectadores.

Paolo Vasile, consejero delegado de Mediaset, tiene la necesidad de cambiar la tendencia, y ha empujado muchos cambios tanto en el formato como en la plantilla del programa. Hay un motivo fundamental: estas modificaciones también son producto de una decisión editorial para «blanquear» los contenidos del programa y así favorecer la OPA que lanzó recientemente Mediaset Italia para hacerse con la totalidad de Mediaset España.

La compra de la empresa española por parte de Silvio Berlusconi tendrá que pasar al menos dos autorizaciones gubernamentales que vendrían aparejadas con una serie de compromisos, y entre ellos está que la parrilla tenga menos conflictos y sea algo más «blanca». Por eso, Vasile estaría desbordado por las continuas polémicas que afectan a los programas del corazón de la cadena.

Una última polémica puede terminar convirtiéndose en todo un problema para Mediaset. Todo comenzó cuando Kiko Jiménez, harto de las acusaciones que se han dicho sobre él, mandó un mensaje sobre su familia a Ana María Aldón. El mensaje fue leído en directo por Miguel Frigenti y Adela, que se quedaron con la boca abierta.

El colaborador no difundió su contenido, pero contó que se trataba de algo que él mismo presenció cuando era novio de Gloria Camila, hija del diestro. Tras esto, Raúl Triguero, reportero de Sálvame, estuvo todo el día en la puerta de la casa de Ortega Cano y Ana María, donde pudo ver a los dos, para conocer su reacción.

«Me ha llamado bastante la atención la actitud de Ana María, ha habido un momento que se han cruzado nuestras miradas y a mí me ha parecido que está completamente abatida, está sin fuerzas», contó. Sálvame mostró las imágenes de Ana María Aldón mientras el reportero le preguntó por el mensaje, y ella hizo un gesto significativo.

Según algunos periodistas de la prensa rosa, el mensaje haría alusión a una conversación en la que participaron Carmen Ortega, su hijo, Kiko, Gloria Camila y el propio Ortega Cano. Habrían hablado de algo que implicaba en primera persona a Ana María, que acababa de ser madre de su hijo con Ortega, y que tenía que ver con su reciente maternidad.

La reacción de Ortega Cano.

Por su parte, José Ortega Cano fue más directo y aseguró que irá hasta el final contra Kiko Jiménez. “Aunque me tenga que empeñar, este tío va a ir a la cárcel”, prometió el torero a los colaboradores de Ya es verano. Kiko Jiménez le respondió más tarde desde Sálvame: “Para mí, hizo el ridículo”.

Ortega Cano estalló: “A mí no me mata nadie (…) Aunque lo tenga que empeñar todo para que este tío vaya a la cárcel”. Después hizo un llamamiento: “Les pido que me dejen vivir tranquilo lo que me quede de tiempo”. “Yo no miento”, respondió Kiko Jiménez nuevamente desde el plató de Sálvame: “Lo que digo es la Biblia. Y muchas cosas que me callo”.

“Lo que intentó es correr una cortina de humo para que se hable de según qué temas, está quedando muy mal”, advirtió el colaborador de Sálvame. Además, en alusión a distintos colaboradores de televisión, dijo que el diestro tiene a su lado “un séquito de pelotas” que no le ponen en apuros: “No se dignan ni a ponerle el vídeo de por qué se origina esto”.

Jorge Javier Vázquez quiso aportar su granito de arena. “Dice ortega que le dejen vivir en paz, es que Ortega sabe que no puede ya vivir en paz el resto de sus días y esto es así porque dentro de lo malo tiene conciencia y le impide ser feliz porque sabe lo que ha pasado y la conciencia muchas veces atormenta”, reflexionó el presentador de Sálvame tras escuchar al torero.

El hecho de que Kiko jiménez haya querido poner en duda la paternidad del hijo de Ortega Cano y Ana María Aldón no ha caído muy bien en la audiencia. El público ha estallado en las redes sociales contra él, y contra la cadena que le da voz. «Si hay algo sucio, bajuno e indigno es contar lo que sabes de una persona y su familia por la confianza que han depositado en ti debido a una relación íntima. Eso es lo que está haciendo Kiko Jiménez con el aplauso de Sálvame y Terelu», comentó uno.