Web
Analytics

Arranca ‘MasterChef 5’ envuelto en un gran susto con un concursante, mientras en las redes sociales cargan contra él por un sospechoso detalle

El talent culinario de La 1 ha arrancado por todo lo grande: a nivel de audiencia, lo ha hecho con el dato de share más alto —16,7%— de sus cinco ediciones con anónimos.

Pero además, no solo parece que el casting de los concursantes parece que ha sido de lo más acertado… sino que desde la primera gala la tensión ha sido máxima. Tanto, que uno de los concursantes estuvo bastante afectado por la misma y dio un gran susto a la organización del programa.

Y es que el primer capítulo acabó siendo protagonizado por Nathan, el joven concursante que tras una nefasta prueba en exteriores acabó jugándose ser el primer expulsado contra Jordi.

Nathan, un barcelonés de 27 años, es en la actualidad es jefe de sala del afamado restaurante MR Kao en Barcelona, propiedad de sus suegros. Su reciente boda con la hija de José María Kao, uno de los chefs más reconocidos de cocina china en España, le ha convencido que debe dejar el trato con los clientes y esforzarse en aprender para ponerse al frente de los fogones. Además, declaró profesarle una gran admiración a Jordi Cruz, del que esperaba especialmente tener la oportunidad de aprender mucho.

Finalmente no fue él quien tuvo que marcharse del concurso, sino su rival Jordi, pero la situación hizo que sufriese un ataque de ansiedad por el que tuvo que ser atendido fuera del plató.

Desde el momento en el que se iba a anunciar el expulsado, sus propios compañeros desde la pasarela superior se percataron de que Nathan no estaba bien.

Tras anunciar Jordi Cruz que el expulsado era Jordi, las cámaras se fijaron en Nathan, visiblemente afectado. “Está temblando“, dijeron sus compañeros desde la pasarela… tanto, que Nathan tuvo que darse la vuelta y mojarse la cabeza con el grifo de una de las cocinas.

 

Jordi interrumpió el discurso de despedida para señalar que “espero que no le pase nada a Nathan, porque me está preocupando“.

Mientras, Nathan seguía de pie apoyado en la cocina y con la mirada perdida, y sus compañeros se ponían cada vez más nerviosos: Le va a dar algo“, “se va a caer, un bajón de azúcar o algo“, “este chico no aguanta aquí“, dijeron.

 

Nathan acabó por salir del plató ayudado por miembros del equipo, y posteriormente ante la cámara se explicó:

“Ha sido la primera vez en mi vida que me pasa. No sé si es ansiedad, mareo, un cosquilleo por todo el cuerpo, y yo me notaba que me estaba tambaleando.”

Eva González concluyó la despedida de Jordi, aunque un poco “eclipsada” por la situación de Nathan.

Eso sí, en las redes fueron muy críticos con el joven durante todo el programa

 

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

 

Vía Elegí mal día.