Web
Analytics

Arruina su cita en ‘First Dates’ con el chiste más inapropiado sobre la familia de su pretendienta

En First Dates últimamente no dejan de superarse: en las últimas semanas hemos sido testigos de una cita que estuvo a punto de fracasar por culpa del mismísimo Matías Roure… o del pretendiente que le soltó a su cita un comentario en los baños del plató-restaurante que dejó estupefacto a toda la audiencia del dating show de Cuatro.

Y es que el programa mantiene intacta su capacidad de sorprender… lo normal cuando se trata de un programa con esa audiencia y con ese seguimiento en las redes sociales. Pero lo mejor de todo es que gracias al programa, estamos aprendiendo un montón sobre cómo ligar en este mundo moderno. Por ejemplo, gracias a citas como la de Ricardo y Natalia, a pensar un poquito antes de bromear… sobre todo, si la “gracia” es sobre la familia de nuestro pretendiente.

Y es que Ricardo, un cristalero de 53 años, ha protagonizado en First Dates un par de meteduras de pata que ya forman parte de la historia del programa. Para empezar, cuando confesó que se alegraba de que Pilar no fuera la “típica solterona“. Y es que el bueno de Ricardo —a quien los internautas compararon físicamente con Fofito y con Oteguirompió el hielo con un curioso —por decir algo— argumento sobre la edad y las parejas que ya mosqueó a su pretendienta.

“Sabes lo que yo tenía miedo que me trajeran: una solterona de 50. Mi teoría es que si una persona, cuando pasa de los 40 no ha tenido ni ha vivido con nadie, ni ha estado casado, es porque hay algo raro. Porque que no haya habido nadie que haya apostado en una relación contigo, hay algo raro.”

Ante la cámara, Natalia fue benévola con el comentario:

“Ahí ha estado mal. Yo creo que ahí ha metido un poco… bastante la pata. Porque entonces si vienes a buscar a una chica, por qué dices eso.”

Pero eso no es nada… porque lo peor estaba por llegar. Ricardo le preguntó a Natalia por su familia, y ella le explicó que era la mayor de tres hermanas. Momento en el que a Ricardo se le ocurrió una broma de pésimo gusto que, francamente, a nadie en su sano juicio se le ocurriría hacer durante una cita:

“¿Las tres chicas? Hombre, tendríais que haber venido las tres, pá elegir… jajajajajaja.”

El diálogo fue a peor. “La mediana está cogida y la pequeña es superguapa…“, le contestó Natalia. A lo que Ricardo torpemente replicó: “no digas que la mediana está cogida porque menos mal que no soy argentino…

Después de pagar a medias, llegó el momento de la decisión final, donde Natalia le recordó a Ricardo el “momentazo” de las hermanas. Y pasó lo que tenía que pasar: ella no quiso segunda cita. Ricardo intentó justificarse diciendo que era una “broma“. Después, ha declarado que, al igual que Natalia, “querría verla como amistad“.

Así lo vivieron en las redes:

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.