Web
Analytics

«Así estoy yo después de comer» La inexistente barriga de Carla Barber a los 7 meses de embarazo. Una ginecóloga aclara si es normal

El extraño caso de la tripita de embarazada de Carla Barber

Carla Barber está en uno de los mejores momentos de su vida y afrontando la recta final de su embarazó. Por eso, no es extraño verla «presumir» en sus redes sociales de su barriguita en su séptimo mes de gestación.

«Una semana más» es como titulaba la última imagen que publicaba en su cuenta de Instagram la doctora especialista en medicina estética.

Pero algo está llamando la atención en sus fotos, Barber a penas tiene barriga, algo que está provocando todo tipo de comentarios entre sus seguidores. El asombro de muchos de los mensajes que recibe a diario hacen hincapié en este detalla que, sin embargo, tiene una explicación.

«Madre mía, si así estoy yo después de comer 😭😭», «Esa tripita la tengo yo cuando me tomo dos Coca Colas 😍», o «¿Cómo es posible tan poca barriga? Es un misterio, en serio. Yo a los 3 meses ya la tenía así 🤦🏼♀️», son algunos de los simpáticos mensajes que está recibiendo.

Pero según Carla todo va bien e incluso a desvelado que ha engordado unos 3,3 Kg, que no son demasiados para una futura mamá en ese momento del embarazo.

La ginecóloga Miriam Al Adib Mendiri da su opinión profesional

EL ESPAÑOL se ha puesto en contacto con la ginecóloga Miriam Al Adib Mendiri y su diagnóstico es claro, la experta opina que con 28 semanas de gestación, y tras analizar (teniendo en cuenta que no tiene informes médicos) las fotografías que Barber ha compartido en sus redes sociales, su físico es totalmente normal. «La curva empieza varios centímetros por encima del ombligo, se ve en la altura uterina podría corresponder más o menos a las semanas de embarazo que indica», asegura en el citado medio.

Para la doctora, el motivo por el que Carla no tiene una gran tripita es evidente: «no ha aumentado grasa corporal, pero no pasaría nada si el bebé crece normalmente; por otro lado, ella tiene una buena y potente prensa abdominal, una musculatura que sujeta bien el útero; y es alta y, por lo tanto, el útero puede contenerse bien, si fuera muy bajita el útero se inclinaría hacia delante y se manifestaría más», subraya.