Web
Analytics

Así fue la peor cita de la historia de ‘First Dates’… ¡ni en sus peores pesadillas!

En First Dates últimamente no dejan de superarse: en las últimas semanas hemos sido testigos de una cita que estuvo a punto de fracasar por culpa del mismísimo Matías Roure… o del pretendiente que le soltó a su cita un comentario en los baños del plató-restaurante que dejó estupefacto a toda la audiencia del dating show de Cuatro.

Y es que el programa mantiene intacta su capacidad de sorprender… lo normal cuando se trata de un programa con esa audiencia y con ese seguimiento en las redes sociales. Pero lo mejor de todo es que gracias al programa, estamos aprendiendo un montón sobre cómo ligar en este mundo moderno. Por ejemplo, gracias a la cena de Adolfo y Laila, hemos descubierto que ni en nuestras peores pesadillas podríamos tener una cita tan desastrosa.

Y es que aunque acudir a una cita a ciegas puede tener sus riesgos, pocas veces se ha visto una debacle como la cita que emitió First Dates el pasado martes 3 de octubre. Laia y Adolfo llegaban al dating show de Cuatro dispuestos a pasar una agradable velada, y quien sabe si encontrar el amor… pero lo que ocurrió ha pasado ya a la historia como una de las peores citas del programa, ¡si no la peor!

Laia empezó de la peor manera posible la velada, echándole en cara a Adolfo que hubiera escrito mal la nota que le había dejado de bienvenida… y es que para ella, los errores ortográficos son un error imperdonable, aunque su acompañante se lo tomó a broma:

“Yo las tildes y los puntos no los considero faltas de ortografía, me los como porque tengo hambre.”

El caso es que a partir de ahí la cita sólo fue a peor. “Por favor, dame veneno que quiero morir. No podría soportar otro chiste de mierda más“, dijo ella a cámara después de escuchar algunos comentarios de su cita. Y es que el pobre Adolfo quería hacerla reír, pero consiguió fue todo lo contrario. Ni pizca de gracia le hicieron sus bromas a Laira…

La falta de química entre los dos era notoria: a Adolfo ni siquiera le gustaba la forma de hablar de ella. “Está en una cita, hay que tener un poco de respeto. No se puede ir diciendo por ahí “mierda”, “chocho” o “joder”“, dijo.

Pero faltaba por llegar el momento más bajo de la cena, cuando él hizo un comentario sobre el tipo de chicas que le gustan.

“Me gustan las chicas divertidas, alocadas y rubias. Digamos que del estilo de Patricia Conde.”

A lo que ella contestó que “no entiendo que me puedas decir esto así cuando ves que soy, al menos, como dos Patricias Conde. No tengo nada que ver con ella, y no sólo porque soy morena. Me parece una falta de respeto“.

Creo que no tenemos nada que ver, me levantaría y me iría ahora mismo“, continuó diciendo Laia… pero se lo pensó mejor, porque quería seguir tomándose la cena. “Vete tú si no te importa“, le sugirió a Adolfo… y este se marchó señalando que no estaba cómodo y que “para perder el tiempo” prefería abandonar la peor cita de la historia de First Dates.

Eso sí, en las redes se lo pasaron pipa con el espectáculo:

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.