Web
Analytics

Así se gana la vida ahora Maite Zaldívar, alejada del lujo más ostentoso de Marbella

La prensa rosa de nuestro país es una máquina de crear y destruir personajes que, en ocasiones, terminan convertidos en juguetes rotos. Todos conocemos las historias de presentadores de televisión, videntes o concursantes de Gran Hermano que pasan de ser rostros conocidos por todos al más completo anonimato.

Una que llegó como un terremoto a los programas del corazón fue Maite Zaldívar, cuando su marido, Julián Muñoz, ex alcalde de Marbella, la abandonó —según su relato— por Isabel Pantoja. A partir de ahí, se convirtió en una presencia habitual en los platós de televisión en los contaba sus miserias –quién no recuerda las famosas bolsas de basura llenas de billetes–… hasta que el juez consideró que le tocaba una estancia de dos años y medio con todos los gastos pagados en la cárcel de Alhaurín de la Torre.

Pero la vida sigue, y después de cumplir con la justicia y salir de prisión, ha tomado la sabia decisión de alejarse del candelero. Lejos han quedado aquellas imágenes de Zaldivar conduciendo un Mercedes-Benz SLK 200 descapotable saliendo y entrando del hotel de cinco estrellas que fue su hogar durante casi un año.

Además, parece que ya nadie la llama para glamourosos eventos en los que antaño su presencia era un reclamo para la prensa, su look el más comentado y sus joyas las más envidadas y espectaculares.

Recientemente, el diario El Español publicó en exclusiva que Zaldívar y su novio, Fernando Marcos, se embarcaban en una nueva aventura empresarial basada exclusivamente en la cocina.

La pareja, que ya lleva más de trece años junta, ha inaugurado un gastrobar llamado El Puesto 85 en el mercado de abastos de Marbella, ciudad a la que sigue atada la “primera dama” de la localidad.

Eso sí, a pesar de que ha rechazado ofertas de Sálvame Deluxe para volver a los platós, se dice que Zaldívar prepara un libro en el que contará toda su verdad, y que ese es el verdadero motivo por el que no ha vuelto a poner un pie en un programa de televisión…