Web
Analytics

Belén Esteban se rompe en directo al reconocer su culpa: “Me he equivocado con Rocío Carrasco”

La colaboradora ha reconocido su error.

Decir que el documental de Rocío Carrasco no está dejando indiferente a nadie, es quedarnos muy cortos. Solamente durante la noche de su estreno ha generado todo tipo de comentarios en las redes sociales, y por supuesto entre los colaboradores de Mediaset que estaban en el plató junto a Jorge Javier Vázquez.

Después de la emisión del primer capítulo, se hizo el silencio y a todos les cortó pronunciarse durante varios largos minutos. Estaban tratando de asimilar confesiones tan fuertes como “Antonio David es una mente diabólica que me ha quitado lo más importante de mi vida”.

De hecho, Rociíto denunció que su ex la amenazó con quitárselos en más de ocasión después de separarse. “Me decía te los voy a quitar, te van a odiar”. Visto lo visto, finalmente cumplió su cruel promesa.

Quizás lo peor de todo es que durante años, el ex guardia civil  se ha paseado por numerosos platós de televisión defendiendo su figura de “padre modelo”. Al mismo tiempo, echaba por tierra la imagen de su ex. “Ha hecho que mis hijos se lo crean, después de tanto escucharlo. Ha conseguido que me odien. No puedes arrancarle la figura materna a unas criaturas tan pequeñas. Y él lo ha hecho”, contó Rociíto.

Los propios compañeros del colaborador de Sálvame se posicionaron de su lado, sin conocer la versión de la historia , se han posicionado a su lado, sin conocer en ningún momento la otra versión de la historia. La de una madre destrozada que tomó la drástica decisión de intentar quitarse la vida después de ver como su hija Rocío iba a la televisión a defender a su padre, y era capaz de arremeter contra ella después de no verla desde el año 2012, cuando se fue de casa.

Belén Esteban se arrepiente de haber llamado “mala madre” a Rocío.

La propia Belén Esteban se quedó sin palabras, y reconoció con lágrimas en los ojos el error que había estado cometiendo todos estos años. La “princesa del pueblo” había tachado a Carrasco de “mala madre”, subiéndose al carro de muchos otros. “Tengo que reconocer que me siento mal, y ahora mismo reconozco que me he equivocado con Rocío Carrasco”, asumió.

Además, admitió desolada que ella había contribuido a destrozar a una persona inocente, y no solo eso, sino a una madre a la que le habían arrancado lo que más quería. Una cuestión con la que no pudo evitar sentirse identificada, dada su propia situación personal.

Hace poco, la Esteban llegó a ir a juicio contra Rociíto y su marido, Fidel Albiac, tras destapar cierta información privada de la pareja. En concreto, por divulgación de secretos, después de que la de San Blas hiciese público en Sálvame una deuda que la hija de la más grande tendría con la Comunidad de Madrid.

Y lo mismo ocurrió con Olga Moreno, mujer de Antonio David, después de que abriese una carta dirigida al tertuliano durante su participación en GH VIP y que en realidad formaba parte de un expediente. La cuestión llegó hasta tal punto, que Rocío pidió cárcel para la de Paracuellos.

Dejando ese conflicto atrás, Belén reconoció que ha juzgado muchas veces a Rocío sin conocer realmente su parte de la historia, y llegando a afirmar cosas como: “grave es que una madre no se interese por sus hijos. Y no hablamos de uno, sino de dos”.

Belén da la espalda a su amigo Antonio David.

Sorprendentemente, la de San Blas cambió drásticamente de bando hace unos días y le dio la espalda a su amigo y compañero, Antonio David. Sucedió después de empezar a tener sospechas de que le había mentido durante mucho tiempo, coincidiendo con el estreno del documental de Rocío.

“Desde hace unos días, creo que el padre de Rocío Flores me ha mentido a mí y también ha mentido a muchísima gente”, duras palabras con las que ponía de relevancia que la relación con Antonio David ya no era la misma. Algo que acaba de confirmar después de escuchar la versión de Rocío.

“Siempre he creído a Rocío y a Antonio David pero aquí cada uno cuenta medias verdades porque cada uno lo ha vivido de manera distinta”, dijo. Pero, por suerte, ahora ya se han despejado muchas dudas y se ha puesto de manifiesto aquello que dicen de que “ni los buenos son tan buenos, ni los malos son tan malos”.