Web
Analytics

Belén Roca, la polémica sobrina de Camilo José Cela, pierde la custodia de su hija a raíz de su participación en ‘Mujeres y Hombres y Viceversa’

Mujeres y Hombres y Viceversa, el polémico dating show de Telecinco, es actualmente uno de los programas más longevos de la cadena. Pero no ha sido un camino tan fácil como como algunos podrían pensar: aunque se estrenó con gran audiencia, y estuvo en las preferencias del público durante las dos primeras temporadas, tuvo su travesía en el desierto con una importante caída en su audiencia, hasta que al comienzo de 2014 se logró recuperar y volver a captar adeptos.

El programa incluso ha sido en alguna ocasión motivo de debate a nivel nacional, como cuando —ha ocurrido varias veces— no emiten el programa porque ha ocurrido alguna tragedia internacional y sus seguidores la lían parda en las redes sociales, o cuando se ha criticado el uso recurrente de lenguaje soez en horario infantil.

Hasta los viceversos se hacen mayores y las vidas de algunas caras conocidas del programa han pegado un gran cambio. Puede que no todos os acordéis de Belén Rocasobrina del reconocido escritor español Camilo José Cela.

 

Una publicación compartida de Belén Roca (@belenroca_) el

Aunque sigue apareciendo en televisión, ahora son contadas las ocasiones en las que lo hace, por ejemplo como colaboradora esporádica en programas como Sálvame. Pero Belén ha estado durante los últimos años centrada en su vida y en el cuidado de su hija, que se ha convertido en su amor incondicional.

 

Una publicación compartida de Belén Roca (@belenroca_) el

El 13 de mayo fue un día que no podrá olvidar jamás, ya que Lucía, su hija, se convirtió en toda una princesa y tomó su primera comunión. Ella se implicó al máximo en la celebración de esta “boda-comunión“, y consiguió que fuera un día perfecto para toda la familia.

De hecho, se tomó tan en serio los preparativos del gran día que incluso amenazó con subir un vídeo tutorial para daros un montón de ideas cuquis si estáis a punto de pasar por un trance similar. ¿Estamos ante el inicio de una nueva carrera como influencer en las redes sociales?

 

Una publicación compartida de Belén Roca (@belenroca_) el

Sin embargo, meses más tarde hemos conocido el alto precio que tiene la fama para algunos. Y es que después de una demanda interpuesta por su ex pareja y padre de su hija, la justicia ha decidido retirarle la custodia de la niña. Así lo ha admitido la ex tronista a la revista Lecturas:

“Los problemas con el padre de mi hija comenzaron cuando empecé a trabajar en televisión, en Mujeres y Hombres y Viceversa.”

Por lo visto, su ex no soportaba verla en el programa y “todo fue a peor. “Quería volver conmigo, me lo rogaba y no quise. Así que decidió demandarme“, relata Belén. Ya en aquel momento, la amenazó con hacerle daño quitándole a la pequeña.

“Me odiaba porque no me tenía.”

Su paso por Gran Hermano VIP también fue problemático, ya que Belén cuenta que su hija lloraba desconsolada antes de su entrada en la casa.

Ella se ha defendido, admitiendo que entró en el programa para trabajar y conseguir dinero para la niña.

“Me decía que no quería que fuera a la tele y la abandonara. Alguien se lo habrá inculcado. Dejé a mi hija con mis padres, no tirada debajo de un puente.

(…) No tengo ni un trabajo desafortunado, ni he pegado nunca a la niña, ni trasnocho. Llevo un año sin aparecer en la pequeña pantalla. La televisión me ha dado mucho, pero me he sentido culpable porque la justicia me ha hecho creer que por estar ahí he perdido a mi hija.”

Recordemos que Belén participó en la cuarta edición de Gran Hermano VIP, aquella que ganó Laura Matamoros, y que abandonó a los 55 días por la grave enfermedad de su madre.

 

Una publicación compartida de Belén Roca (@belenroca_) el

No es la única tragedia reciente para la joven: su novio, el piloto Dani Rivas, falleció el 19 de julio de 2015, a los 27 años, durante una carrera en Laguna Seca, en California. “El dolor que sentí no se lo deseo ni a mi peor enemigo“, explicó a Lecturas entre lágrimas. Aunque es una afición arriesgada, Lucía ha desarrollado también una tremenda pasión por la velocidad y las motos por influencia de Dani.

 

En su opinión, lo mejor para la niña sería una custodia compartida, siempre con la ayuda de las familias. Pero a pesar del fallo, no está dispuesta a rendirse:

“Voy a luchar. Estoy hablando con mi tercer abogado, pero tengo que esperar un tiempo para llegar hasta el Tribunal Supremo. La resolución no me ha gustado porque constan cosas que no he dicho.”

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.