Web
Analytics

¡Bombazo! Una de las parejas más queridas de la historia de ‘First Dates’ anuncia la mejor noticia posible

En First Dates últimamente no dejan de superarse: en las últimas semanas hemos conocido a un hombre que salió del armario después de 45 años de convivir con su mujer… o lo nunca visto hasta ahora: un pretendiente que le propuso un montaje a su cita para que First Dates les regalara un viaje.

Pero el programa sigue sorprendiendo… lo normal cuando se trata de un programa con esa audiencia y con ese seguimiento en las redes sociales. Y gran parte del éxito se debe al equipo del programa, empezando por el presentador, Carlos Sobera, los ya míticos camareros… e incluso su voz en offpero también por supuesto a los pretendientes, que nunca dejarán de maravillarnos.

Como por ejemplo una de las parejas más queridas de la historia del programa… por derecho propio. Y es que ni siquiera Carlos Sobera, conocido por su vis cómica, pudo contener las lágrimas cuando, en su segunda cita, Cristian se arrodilló frente a Cristina y le pidió que fuera su esposa… y ella le respondió que era “lo mejor” que le había pasado en la vida.

Cristian y Cristina, que parecían estar destinados hasta por sus nombres, se convirtieron en un fenómeno de las redes sociales.

En abril pasaron por tercera vez por el programa, dieron las gracias en varias ocasiones al programa por haberles presentado, y le contaron al presentador que todo iba viento en popa.

Tan bien habían encajado, que en su primer año de casados aseguran que se han peleado muy pocas veces. La única bronca gorda que recuerdan fue porque Cristian celebró su despedida de soltero la noche antes de casarse.

Para finalizar la romántica velada, el dating show quiso premiar tanto amor y fidelidad regalando a “Los Cris” un viaje a París. “Ya sabemos de dónde vienen los niños“, le dijeron divertidos después de recibir el sobre de manos de Sobera.

Pues al final parece que el tópico se ha cumplido:

 

¡Enhorabuena a la pareja!

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Vía Elegí mal día.