Web
Analytics

Campofrío se corona en las redes con una genial propuesta a la Casa Real tras la muerte de Chiquito

Gregorio Esteban Sánchez Fernández, nacido en el barrio de la Trinidad de Málaga el 28 de mayo de 1931, y conocido por su nombre artístico Chiquito de la Calzada, ha fallecido en Málaga este 11 de noviembre a los 85 años. El humorista era conocido por su característica forma de contar chistes, en los que contaba anécdotas y chascarrillos mientras no paraba de moverse e incorporar coletillas y términos inventados por él mismo.

A pesar de sus inicios en el mundo del flamenco, su primera aparición televisiva como cómico fue en 1994 a los 62 años en el programa Genio y Figura de Antena 3, descubierto por el productor Tomás Summers. Fue en esta producción donde el malagueño alcanzó reconocimiento a nivel nacional, llegando a publicar en diciembre de aquel mismo año un recopilatorio con sus mejores chistes. Desde entonces, ha sido una de las públicas más queridas del país.

Su muerte ha entristecido a toda España, como lo ha demostrado la multitud de muestras de afecto que han podido leerse en las redes sociales, ya sea de rostros conocidos, políticos y gente de toda índole. Una de las más comentadas ha sido la que publicó la Casa Real en Twitter, donde tiene más de 768.000 seguidores.

Y de entre los cientos de respuestas al tuit, la más destacada ha sido la de @nogaret, que hizo una petición a la Casa Real que ha sido muy aplaudida y retuiteada: “nombradle Conde Mor como título póstumo aunque sea“, pidió el tuitero.

El mensaje supera los 4.000 retuits en pocas horas y más de 6.000 me gusta. Y estamos seguros de que ha servido de inspiración al último fenómeno viral, el anuncio que publicó Campofrío el domingo 12 y que nos parece una maravilla.

En él, la marca no solamente reitera la petición de otorgar póstumamente a Chiquito el título de Conde Mor, sino que explican cómo hacerlo: por lo visto, hay en Galicia una localidad llamada Mor, perfecta para este propósito.

De hecho, el tuitero @nogaret le ha recordado a Campofrío, con humor, que a él se le ocurrió antes, dando pie a este divertido cruce de mensajes:

Mientras otro tuitero se ha apresurado a elaborar el decreto, para adelantar trabajo:

¡Ojalá se cumpla!

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.