Carlota Corredera destapa un detalle que nadie sabía sobre la docuserie y salpica a Rocío Carrasco

La Fábrica de la Tele se plantea romper con Mediaset por el veto a Rocío Carrasco y sus amigos

La productora responsable de programas como ‘Sálvame’, ‘Socialité’ o ‘La última cena’ está atravesando una grave crisis con el grupo de comunicación que le ha dado cobijo durante más de una década. Según ha podido saber DonDiario, la Fábrica de la Tele está estudiando la posibilidad de abandonar Mediaset y buscar otras opciones en el mercado televisivo, debido al trato que ha recibido por parte de la nueva dirección de Fuencarral.

Fuentes cercanas a la productora han confirmado a este medio que la relación entre ambas partes se ha deteriorado mucho en los últimos meses, especialmente después de la emisión de la docuserie de Rocío Carrasco, ‘Rocío contar la verdad para seguir viva’, que supuso un terremoto mediático y social, pero también un problema para Mediaset, que se vio envuelto en una polémica judicial y publicitaria.

La docuserie, producida por la Fábrica de la Tele y presentada por Carlota Corredera, fue el proyecto más personal y arriesgado de la productora, que apostó por dar voz a Rocío Carrasco, una de sus colaboradoras más queridas y amigas íntimas de los fundadores de la productora, Óscar Cornejo y Adrián Madrid. Sin embargo, la decisión no gustó nada a Mediaset, que decidió vetar a Rocío Carrasco de todos sus programas y espacios, así como a otros rostros vinculados a la crónica social, como Belén Esteban, María Patiño o Jorge Javier Vázquez.

Pero el veto a Rocío Carrasco y sus amigos no fue el único golpe que recibió la Fábrica de la Tele por parte de Mediaset. Hace unos meses, el grupo de comunicación anunció por sorpresa la cancelación de ‘Sálvame’, el programa estrella de la productora, que llevaba catorce años en antena de forma ininterrumpida. La noticia dejó sin trabajo a decenas de colaboradores y profesionales, que se sintieron traicionados y decepcionados por la decisión.

Un futuro incierto.

Ante esta situación, la Fábrica de la Tele ha decidido plantar cara a Mediaset y buscar otras alternativas para seguir produciendo contenidos de calidad y defender los intereses de sus amigos, entre ellos Rocío Carrasco, que sigue siendo el centro de atención de la prensa rosa. Sin embargo, el proceso de ruptura no será fácil, ya que Mediaset posee un tercio de la propiedad de la productora, lo que le otorga cierto poder de decisión y negociación.

Según las mismas fuentes, la Fábrica de la Tele está dispuesta a desvincularse por completo de Mediaset, aunque eso suponga renunciar a algunos de sus programas más exitosos, como ‘Socialité’ o ‘La última cena’. La productora confía en su capacidad de innovación y creatividad para encontrar nuevas oportunidades en otras cadenas, como Atresmedia, Movistar+ o Netflix, que podrían estar interesadas en sus propuestas.

De momento, ni la Fábrica de la Tele ni Mediaset han confirmado ni desmentido esta información, pero lo cierto es que el divorcio entre ambas partes parece cada vez más cercano e inevitable. ¿Qué pasará con Rocío Carrasco y sus amigos? ¿Podrán seguir contando su verdad en otra cadena? ¿Qué futuro le espera a la Fábrica de la Tele sin Mediaset? Estas son algunas de las preguntas que se hacen los espectadores y los profesionales del sector, que esperan con expectación el desenlace de esta historia.