Web
Analytics

Chenoa se rompe en directo al hablar de su novio y su problema de salud

La cantante lloró desconsoladamente.

“Es justo que me haya tocado un ángel como él”, dijo Chenoa. Así, con una evidente satisfacción vital, es como habla la cantante sobre Miguel Sánchez Encinas, su futuro marido. Su experiencia con el amor ha sido, en palabras suyas, “un recorrido de fondo”.

Como sabemos, han sido muchos los hombres que han pasado por la vida de Laura, algo que ha disfrutado, tal y como confesó en El show de Bertín. Pero no contaba con la suerte de encontrar a alguien como él más allá de los 40.

Una buena fortuna que quiso reivindicar. “Me ha ayudado a sentirme muy a gusto conmigo misma, a ser más vulnerable y salir de ese papel duro que conoce la gente. Me ha ayudado a que me quiera”, dijo.

En el programa que presenta Osborne en Canal Sur, la cantante no pudo contener las lágrimas cuando, después de hacer un recorrido vital a través de varias imágenes, en el pantallón ha aparecido esta foto de ambos en la que recurre al hashtag #infinito.

Además de hablar sobre su situación profesional actual, un tanto estancada por las consecuencias que el coronavirus ha tenido en su carrera, la última intervención pública de Chenoa estuvo enfocada en lo personal, especialmente en su prometido.

“Le conocí en una cena de amigos y nada más entrar escuché la voz de él. Cuando pasó dije: ‘no puede ser’. Se lo dije a mi amiga, se sentó a mi lado y fue todo muy natural”, compartió con Vicky Martín Berrocal, colaboradora del programa.

Al poco tiempo, decidieron iniciar una relación. Y, meses más tarde, oficializarla con una boda… pero no todo fue tan idílico como lo vimos a través de Instagram.

¿Qué sucedió con la boda de Chenoa y Miguel Sánchez Encinas?

Cuando el sanitario especializado en urología vio el momento de casarse con Chenoa, o al menos hacerle la pregunta del millón, ambos se encontraban en Roma. La también presentadora nunca había conocido la capital italiana. Con sentido del humor, la mallorquina recordó aquel día en el que estaba agotada de ver tanto monumento, subir tantas escaleras y hacerse tantas fotos… Pero cuando descubrió que todo aquel esfuerzo tenía algo detrás, se quedó sin habla.

Cuando se pone a reflexionar sobre ese momento vital, la “triunfita” recuerda una frase que le dijo una amiga íntima. “Cuando te pase algo bueno, hay que decirlo muy alto”, le aconsejó. Quizá por eso está tan feliz de hablar con naturalidad de su pareja, a pesar de que tuvieran que cancelar su boda por el dichoso coronavirus.

Su problema de salud.

Tan a gusto estuvo Chenoa en el programa, que también habló de temas un tanto personales. Por ejemplo, cuando le preguntaron sobre cómo afecta en su vida el problema de salud que sufre. Sin pelos en la lengua, la cantante expuso que “he tenido problemas de endometriosis y no es algo que me haya traumado. Soy una tía muy ubicada con el dolor y todo lo pongo en su sitio”.

A sus 45 años, Chenoa ha asumido que no podrá ser madre. Pero para ella ahora mismo lo más importante es haber tenido la suerte de encontrar a Miguel.