Web
Analytics

Cuando la selección natural hace su trabajo y nos evita un disgusto

Nadie nos prepara para ser padres, y por muchos libros y teoría que aprendas, hasta que no vives la experiencia no sabes a lo que te enfrentas.

Y una vez que has pasado por ello, no todo el mundo quiere, o se puede permitir, repetir la experiencia. Por supuesto que a todo el mundo le gustan los bebés, pero las circunstancias tienen que ser propicias. Eso sí: si no os sentís capacitados, intentad que no se os note. O al menos que no se os note tanto como a nuestro protagonista de hoy.

Juzgad vosotros mismos:

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Vía Elegí mal día.