Web
Analytics

Cuando los de Recursos Humanos te asignan la dirección de correo electrónico más inapropiada y no tienes escapatoria

Una simpática imagen está corriendo como la pólvora por Internet, y la verdad es que no sabemos si es real o el típico fake que circula por los grupos de WhatsApp, pero estamos llorando de la risa. En ella se pueden ver dos mails: el primero es de una trabajadora que se queja al departamento de Recursos Humanos de su empresa por el nombre de correo electrónico que le han asignado: [email protected] y pide que se lo cambien lo antes posible.

La respuesta del responsable de RRHH es que los correos son asignados automáticamente por el ordenador, cogiendo las iniciales del nombre y del primer apellido de los empleados. Esto es, si la mujer se llama –como es el caso– Teresa Tascón, su correo será [email protected]

Finalmente, el hombre se despide de Teresa asegurándole que los nombres de los correos no se pueden cambiar: “Puede creerme. Atentamente, Ramón Bosco”. Sí, es lo que estás pensando, el correo de Ramón Bosco, responsable de Recursos humanos es [email protected]