Web
Analytics

“Daba besos a mi hijo en los juzgados delante de mi”, “Sinvergüenza y provocadora” Rajada de Rocío Carrasco contra Olga Moreno

Rocío Carrasco ha criticado duramente a Olga Moreno, actual pareja de Antonio David Flores, por las declaraciones que ha realizado en los últimos días en varios medios del corazón. La protagonista de ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva‘ ha tachado a Moreno de cómplice de las tropelías de su ex marido y el sufrimiento que ha ocasionado.

En la primera réplica respondía a una entrevista de la sevillana que posaba con Antonio David junto al titular “para los hijos de AD no soy su madre, soy su salvación”, la nieta de Rocío Jurado se ha mostrado furiosa en ‘Sábado Deluxe’ por esta imagen y no ha dudado en referirse a Olga Moreno como “Sinvergüenza. Conviviendo con quien vive, mucho menos no te puedes esperar”.

La directora de la docuserie le preguntó a Carrasco sobre la mujer de Antonio David, y su respuesta fue muy contundente: “¿Consideras que Olga es cómplice de Antonio David?”. “Total y absolutamente. Es cómplice y, en muchas ocasiones, ha sido imprescindible para que se me ocasionara el mal que se me ha ocasionado“, ha sentenciado.

La defensa de Rociito ha sido que ella nunca ha opinado sobre la sevillana, algo que Moreno si ha hecho en más de una ocasión: “A mí nadie me puede decir, hasta el día de hoy que estoy aquí sentada, que yo haya dicho ni esto de esta chica. Absolutamente nada. Ni nombrarla. Pero no tiene vergüenza. Y lo digo hoy. Llevo un montón de años sin decirlo”.

Rocío Carrasco también ha desvelado lo que ella considera es una estrategia de Olga Moreno para ensuciar su imagen pública: “¿Que le ha venido bien ser la madre coraje que ha sacado adelante a dos niños y los ha salvado de una madre perversa, desalmada e hija de puta? Le ha venido perfectamente, porque le ha reportado beneficio económico”.

Carrasco también ha desvelado sus encuentros con Moreno en los juzgados. “Cuando me encuentro con mi hijo en el Juzgado, Olga le coge la cara al niño y empieza a darle besos y a volverle la cara para que no me vea. Cuando yo veo eso, me tiro flechada a por ella, literalmente. Y Javier —su abogado—, que iba detrás mía, me tiró de la manga y me dijo ‘no, no, no’. Y yo tiré para adelante”. Y considera que esa escena no fue más que una nueva provocación para poder vender a la prensa un enfrentamiento.