Web
Analytics

De estrella de la tele a barrendera: Estíbaliz Sanz reaparece 8 años después en ‘Cámbiame’

Hay celebridades que, detrás de un deseo insaciable de fama y fortuna, pueden acabar cayendo en adicciones y conductas autodestructivas que incluso ponen en peligro su propia vida. Y es que el precio de convertirse en una efímera celebrity puede ser muy alto.

fotonoticia_20150807161500_980

Estíbaliz Sanz nació en Ermua, Vizcaya, en el año 1973, y saltó a la fama por ser portada de Playboy España, siendo considerada a finales de la década de los 90 y hasta mediados de 2000 todo un sex symbol.

Fue una de las participantes más polémicas del reality Hotel Glam, junto a Pocholo, con el que se dijo que mantuvo un romance. Su presencia era habitual en Crónicas Marcianas y en aquellos años era una de las caras más conocidas del mundo del corazón. Parecía vivir en la cresta de ola de forma eterna…

fotogaleriafamosos_115547_600

Fue precisamente su paso por Hotel Glam el que marcó un punto importante en la vida profesional, mediática y personal, que en su momento llegó a ganar 500.000 € mensuales. Después de una disputa con Yola Berrocal, en la que contó cosas de las que no tenía pruebas, se le empezó a considerar una chismosa. Unido esto a la presión a la que fue sometida se vio obligada a realizar una salida honrosa por la vía rápida del reality. Posteriormente contaría que, a pesar de haber ganado mucho dinero, su relación con Pocholo le había llevado por muy mal camino.

fotogaleriafamosos_115550_980

Las malas compañías, una vida de excesos y los problemas con las drogas la arrastraron hasta la miseria. Sanz sufrió una fuerte depresión que le llevó a pensar en varias ocasiones en el suicido, según confesó en la revista Cuché el pasado año. “Estoy muy medicada. Tomo nueve pastillas en el desayuno, tres a la hora de comer y siete antes de dormir“, comentaba.

“Gané unos 500.000 euros y de eso no queda nada. También la cocaína se llevó mucho. Ahora no tengo donde caerme muerta. Debo siete meses de alquiler y me van a desahuciar.”

Recientemente, Sálvame mostró unas imágenes en las que podía verse que Estíbaliz ha conseguido trabajo como barrendera, y el periodista y paparazziGustavo González transmitió que estaba contenta:

“Está viviendo una etapa mucho más tranquila, quiere transmitir que con la experiencia, con los palos que se ha llevado y con lo mal que ha hecho (porque asume sus errores) le gustaría servir de ejemplo de que humildemente se puede vivir con mucha dignidad y ser feliz.”

Ahora, Estíbaliz ha contado su historia en Cambiame, por donde ha pasado para cambiar de imagen y recuperar su autoestima de la mano de los estilistas del programa.

Antes de que Natalia comenzara su cambio, la estilista ha querido tener una charla con Estíbaliz, y las dos han visto juntas imágenes de los mejores años de la ex estrella de la televisión. Ella se ha puesto a llorar al verse tan guapa y compararse con el presente.

Natalia le ha recordado que sigue siendo una mujer muy bella, tanto por dentro como por fuera; sólo necesita reavivar su belleza. Y parece que lo ha conseguido: