Web
Analytics

Desvelan el inquietante motivo por el que “la bestia del pantano” mató presuntamente a Marc y Paula

Marc y Paula, de 21 y 23 años, encontraron la muerte en los alrededores del pantano de Susqueda –en la comarca gerundense de la Selva– en un crimen que ahora parece haber sido resuelto por los Mossos. En el momento de su desaparición, la pareja circulaba con un Opel Zafira de color azul, que posteriormente fue encontrado en dicho pantano con una piedra sobre el pedal del acelerador. Según los familiares de los jóvenes, la intención de estos era hacer una excursión en kayak, pero horas antes de encontrarse el coche, también se había localizado el kayak que llevaba la pareja en la baca del vehículo, lo que hacía pensar en un accidente, hipótesis que posteriormente fue descartada.

Y ahora todas las pistas apuntan como autor de este doble crimen hacia Jordi Magentí, un hombre de 60 años que pasó 12 en prisión por el asesinato de su mujer y que ya está detenido. Magentí mató a su pareja en 1997, después de descerrajarle cuatro disparos de escopeta en plena calle.

Según informa El Español, los vecinos de Magentí aseguran que se trata de un hombre raro y violento y que el desencadenante de su ira pudo ser el motivo más trivial, como que se encontraba pescando –es un gran aficionado y gran parte de su tiempo lo pasaba desarrollando esta actividad– y los jóvenes le molestaron: “Él les dice: apartaos de aquí que me molestáis, que estoy pescando. Imaginemos que solo fue eso, que se metieron por el medio. Hubo una discusión, él se hartó, cogió el coche, fue a su casa a por la pistola, volvió y les mató”. También afirman que el carácter del presunto asesino, ya de por sí agresivo, empeoraba mucho cuando estaba pescando en el pantano.

Otra hipótesis, después de haber encontrado una gran cantidad de marihuana en su domicilio y en el de su hijo, es que Marc y Paula encontrasen por casualidad una plantación de esta droga propiedad de Magentí y que éste acabase con sus vidas.