Web
Analytics

Detallan cuál es el verdadero estado de salud de Mila Ximénez: “es grave”

La colaboradora ha tenido que cambiar de tratamiento.

Mila Ximénez dejó a los colaboradores y a los espectadores de Sálvame estremecidos cuando, hace aproximadamente seis meses, reveló en directo que le habían diagnosticado un cáncer de pulmón. Desde entonces, todos los días sus compañeros de profesión se han preocupado por la evolución de la enfermedad.

Después del anuncio, la periodista se tomó unos meses de descanso para centrarse en su lucha e iniciar un tratamiento. En un principio, parecía que comenzaba a dar buenos resultados.

Durante el tiempo en que Mila estuvo alejada de la televisión, la colaboradora afirmó en varias ocasiones afrontar este duro trago con fuerza. Su principal deseo era el de volver a su puesto de trabajo, en un intento de normalizar su situación.

Mila regresó en septiembre, una presencia en Sálvame que hizo que sus compañeros respiraran aliviados. Aunque los efectos del tratamiento eran visibles en el físico de Mila, ella seguía al pie del cañón.

Sin embargo, en algunos momentos las fuerzas le hicieran flaquear. Es normal, ya que cualquier persona que haya tenido la desgracia de pasar por un proceso semejante sabe lo complicado y agotador que resulta no caer en la desesperación.

Ahora, Mila Ximénez lleva más de un mes sin aparecer en Sálvame y sin actualizar sus redes sociales. Un hecho que ha hecho saltar las alarmas entre sus seguidores, especialmente después de saberse que su hija, Alba, ha viajado desde Londres a España para estar junto a su madre.

Mientras, desde el plató sus compañeros guardan silencio sobre su estado. Algunas fuentes cercanas afirman que “se está sometiendo a un tratamiento fuerte de quimioterapia y que no se encuentra con ánimos”. Por lo visto, Mila no habría tenido más remedio que recibir otro tipo de quimioterapia algo más agresiva para intentar poner freno a su enfermedad.

Se trata de una decisión que añade gravedad a su situación y por el momento la mantendrá alejada de la televisión durante algún tiempo más.

El silencio de Mila.

Desde que se conoció su enfermedad por primera vez, la propia Mila ha actualizado su estado de salud. Sin embargo, el duro momento por el que está pasando ahora mismo le habría obligado a guardar el más absoluto silencio para centrarse en ella y en su familia.

Sus compañeros tampoco se pronuncian, exceptuando algún que otro mensaje de apoyo y cariño que puntualmente lanzan en directo algunos de los colaboradores. Afortunadamente, cuenta con la compañía de los suyos, que no la dejan sola en ningún momento.

Junto a ella se encuentra su hija que no ha dudado en aparcar su vida en Londres para estar junto a su madre. Un apoyo fundamental para ella, que seguro que le estará dando todas las fuerzas que ahora necesita, y es que para Mila su familia es su gran debilidad.