Web
Analytics

Detenidas dos personas por prender fuego a una mujer por una denuncia de tráfico en Murcia

La Guardia Civil de Murcia investiga la brutal agresión reiterada hacia una mujer con, aparentemente, clara intención de quitarle la vida según los hechos ocurridos. Los agentes ya han identificado, localizado y detenido a un hombre y una mujer, a los que se les atribuye la presunta autoría de delito de homicidio en grado de tentativa.

La víctima acudió a una vivienda de la pedanía murciana de Los Ramos para discutir por una denuncia de tráfico, en la cual los presuntos agresores la habían identificado como conductora, con el fin de no perder sus puntos del carné.

La mujer manifestó, en la denuncia presentada ante la Guardia Civil, que se personó en la vivienda de los presuntos autores, que estos el abrieron la puerta y, sin mediar palabra, la rociaron con un líquido inflamable, probablemente gasolina, y le prendieron fuego. La victima consiguió apagar las llamas rápidamente, aunque sufrió numerosas quemaduras, momento que aprovecharon los agresores para ponerle una bolsa en la cabeza y asfixiarla hasta que perdió la consciencia, según informan en un comunicado fuentes de la Guardia Civil.

En un descuido de los presuntos homicidas, posiblemente porque pensaban que la mujer ya habría fallecido, la víctima logró quitarse la bolsa, huyó de la vivienda y se dirigió directamente hasta el cuartel de la Guardia Civil. Ya allí, los agentes que la asistieron solicitaron la asistencia médica y fue trasladada hasta un centro hospitalario de la capital murciana.

Mientras la víctima era atendida, se inició un rápido y efectivo dispositivo en la localidad de Los Ramos con la finalidad de impedir la huida de los sospechosos. Y poco tiempo después, a altas horas de la madrugada, ambos autores cayeron en dicho cerco que los guardias civiles habían establecido, siendo detenidos sin darles opción de huida.

Los dos detenidos han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Murcia, el cual ha decretado el ingreso en prisión de la mujer y una orden de alejamiento de la víctima para el hombre.