Web
Analytics

Detienen a una madre que fingió ser su hija de 13 años para pasar el día en su colegio

Casey García, una madre de 30 años, fue detenida tras hacerse pasar por su hija Julia de 13, en el instituto San Elizario en Texas con el objetivo de demostrar la evidente falta total de seguridad en el centro educativo. La madre se puso una mascarilla, una sudadera con capucha y una mochila, y entró al centro sin encontrar obstáculo alguno.

Casey estuvo en el instituto hasta la hora de salida sin que nadie se diera cuenta de su cambio de identidad con su hija, desayunó en el comedor de la escuela, utilizó los servicios y acudió a todas las clases sin que fuera descubierta: “He estado aquí todo el día, cara a cara con los profesores. ¿Parezco un estudiante de séptimo grado? Es impresionante que no se hayan dado cuenta. Los profesores estaban más preocupados por mi teléfono que por quién era yo”, dijo en un video en Youtube que subió a las redes para denunciar la falta de seguridad en las aulas del centro.


La madre afirmó que teme por la seguridad de su hija y que lo que hizo estuvo motivado por el deseo de evitar un tiroteo masivo en el colegio de Julia: "Les digo que ahora mismo necesitamos una mayor seguridad en nuestras escuelas, esto es lo que he tratado de demostrar", afirmó también en el vídeo.

A pesar de sus buenas intenciones, y del apoyo de otros padres que también expresaron su preocupación, su experimento fracasó cuando las autoridades vieron los vídeos publicados y la acabó detenida por ello. Fue acusada de allanamiento y manipulación de registros gubernamentales, según el diario Mirror.