Web
Analytics

Dioni de Camela ignora y nunca menciona a su «hijo secreto» enfermo de 30 años

Una historia hasta ahora desconocida

Entre los fans de Camela, Dioni, el cantante principal, es una auténtica leyenda. En los últimos años además de sus éxitos musicales, el artista ha crecido exponencialmente en popularidad tras aparecer en numerosos programas de televisión. Sin embargo, esta exposición está empezando a actuar en su contra. El cantante de ‘Cuando zarpa el amor’ es padre de un chico de 30 años al que nunca menciona cuando habla de sus hijos o de su familia, Gema Moreno, la madre de su ‘hijo secreto’, ha denunciado esta situación en la revista Pronto.

La madre de este vástago, que fue reconocido judicialmente, está muy dolida con el cantante :»Yo tenía 16 años recién cumplidos y él 20. Dioni, nunca mejor dicho, empezó a camelarme, me juró que no tenía novia y le creí. Estuvimos juntos nueve meses y me quedé embarazada. Cuando se lo dije me respondió que no se lo contara a nadie. Se desentendió totalmente de mí y del nacimiento de nuestro hijo. Me dejó tirada e incluso amenazó con difundir que me había acostado con todos los chicos del barrio… Me dio mucho miedo. Intenté seguir haciendo mi vida, pero mi madre se dio cuenta de que me ocurría algo. Fuimos al médico y ya estaba embarazada de siete meses y medio». La situación se complicó todavía más cuando al cumplir tres años el niño fue diagnosticado de autismo.

Según novia de juventud de Dioni, el cantante solo reconoció a su hijos tras hacerse unas pruebas de ADN: «Al final se hizo las pruebas de ADN, quizás porque esperaba que salieran negativas. Pero sucedió todo lo contrario. Le sentenciaron a pasar una pensión, que no pagaba siempre y tuve que denunciarle en varias ocasiones. Tengo todos los documentos que demuestran lo que te estoy contando».

Esta historia ya se ha visto en otras ocasiones con otros famosos, viene a la mente por ejemplo el caso de Carlos Baute o como parece que finalmente podría suceder entre Manuel Benítez y Manuel Díaz. Esperamos por el bien de todos que el desenlace sea feliz.