Web
Analytics

Durísimos ataques a Ruth Ortiz tras su crítica a la utilización con fines políticos de la muerte de sus hijos

Ayer martes la noticia de que Ruth Ortiz, la madre Ruth y José, los dos niños asesinados por su padre, José Bretón, había dicho alto y claro lo que muchos están pensando estos días, pero pocos se atreven a expresar, corría como la pólvora por las redes sociales: Cada acto por la no derogación de la Prisión Permanente Revisable se ha convertido en un acto electoralista del Partido Popular. Algo que la mujer tachaba de “indignante y patético”. 

En un comunicado, Ruth explicaba que la manifestación de Huelva “era una concentración en recuerdo a todas las muertes violentas, principalmente de niños, que se aprovechaba también para pedir la prisión permanente revisable, la cual defiendo porque no habrá justicia para estas víctimas si esta se deroga y tampoco hay cumplimiento íntegro de penas”.

Pero, aún defendiendo lo mismo que los miembros del Partido Popular que acudieron a la concentración, no entendía que ésta se convirtiera en “un acto para que políticos del PP se aprovecharan de nuestras víctimas para politizar una plataforma que es apolítica”. Incluso aseguraba que los políticos se hicieron los protagonistas de la concentración desde el primer momento, colocándose delante de las pancartas con las fotos de los niños: “Hasta hace un rato no he visto la foto de políticos del PP delante de la pancarta, donde, entre otros, estaban las fotos de mis hijos; señores y señoras del PP de mis hijos no se aprovecha nadie, a mis hijos no los utiliza nadie para politizar nada; el que quiera o la que quiera que lo haga con sus hijos, con los míos, no”. 

Unas declaraciones de una madre que está harta de que se politice su dolor y que, como era de esperar, encontró la repugnante réplica de algunos indeseables que, al parecer, saben más del sufrimiento que los padres de las víctimas. Entre las muchas respuestas, destacó la de Pablo Navarro, miembro de Nuevas Generaciones del Partido Popular de Linares que le reprochaba que insultase “al único partido que desde el principio y en solitario ha defendido que asesinos como el de sus hijos no se vayan de rositas”. Y que para rematar su bochornoso comentario, le decía “Sarna con gusto no pica”. Un tweet que da asco, y que su autor tuvo que borrar a los pocos minutos.

Después de borrar el nauseabundo mensaje, y viendo que las críticas no cesaban, el miembro de las juventudes del Partido Popular cerró su cuenta de Twitter, que reabrió horas después para pedir disculpas.