Duro varapalo a la ITV en España: millones de conductores conseguirán recuperar su dinero

Golpe a la ITV española.

Los millones de conductores a los que se les recortó el plazo para pasar la ITV a sus vehículos como consecuencia del estado de alarma el 14 de marzo de 2020 podrán ahora recuperarlos por ley. Después de un recurso presentado ante la Justicia por AEA, Automovilistas Europeos Asociados, el Tribunal Supremo ha fallado a favor de los afectados.

Estos podrán ahora pasar la ITV en sus plazos inicialmente previstos. La medida ya es oficial después de haber sido publicada en el BOE el pasado 14 de septiembre. El recurso de AEA fue aceptado íntegramente el pasado mes de octubre por la Sala Tercera del Tribunal Supremo declarando la nulidad del apartado segundo de la Orden del Ministerio de Sanidad 413/2020, de 15 de mayo.

Esta norma obligaba a más 6,5 millones de automovilistas a tener que realizar anticipadamente nuevas inspecciones, ya que se acortaba la validez hasta en 6 meses, con un desembolso de más de 300 millones de euros, al haberse reducido los plazos de la ITV.

Recuperación de días.

Ahora, con la reciente medida aprobada, los automovilistas afectados recuperarán en la siguiente inspección el mismo número de días en que se les hubiera reducido el plazo anterior. Por lo tanto, que una vez realizada la inspección se consignará en la ficha técnica el nuevo plazo, al que se añadirán los días que le fueron recortados durante el estado de alarma.

El presidente de AEA, Mario Arnaldo, se mostró muy satisfecho por el éxito obtenido por su organización «en defensa de los legítimos derechos de millones de automovilistas». También por la sentencia del Tribunal Supremo, que estimó íntegramente sus argumentos como por la medida aprobada ahora por el Gobierno que supone un ahorro de más 300 millones de euros para 6,5 millones de automovilistas.

A juicio de Arnaldo «la norma aprobada por el Gobierno durante el estado de alarma no obedecía a ninguna razón de seguridad vial sino sólo y exclusivamente a razones económicas de empresas privadas a las que se les quería favorecer, en perjuicio de los automovilistas, garantizándoles la recaudación que habían dejado de percibir durante el cierre de las estaciones de ITV».

«Ahora, añade Arnaldo, sólo queda que Tráfico anule las multas afectadas por la sentencia del Tribunal Supremo que declaró nulo el recorte de los plazos para pasar la ITV», dijo.