Web
Analytics

Edmundo Arrocet se queda sin bigote y la gente flipa con su nuevo aspecto

Vuelan los cuchillos en la isla de Supervivientes. Mientras que Alba Carrillo y Gloria Camila llegaban a las manos en el momento más bochornoso que se recuerda de todas las ediciones del concurso, metiendo a sus respectivas familia con insultos y pullas de auténtica vergüenza ajena, un concursante se mantenía al margen como un árbol más de la isla: el bueno de Bigote Arrocet.

Aunque es cierto que aún no hemos superado ni la primera semana del programa, el cómico chileno ha optado por la estrategia de no llamar la atención y mantenerse en un discreto segundo plano mientras sus compañeros se matan. Y tan bien está haciendo el papel de “mueble” que, después de doce años, se ha afeitado el bigote y (casi) nadie se ha dado cuenta.

Edmundo ha querido cambiar de ‘look’ y “cortarse el bigote” para dejarse crecer la barba. Es una promesa que hizo antes de entrar en la isla: “Después de la primera tormenta dije que me lo cortaba”. El único que se ha percatado del cambio de estilismo del chileno ha sido el modelo Eliad Cohen, que le preguntaba al ex concursante de ‘MasterChef’, José Luis, si no notaba nada raro después de media hora hablando con el novio de María Teresa Campos. Viendo lo visto, es la mejor táctica entre tanto comportamiento barriobajero.